Un sueño que se transforma y rejuvenece

Debe decirse, pero sobre todo hacerse, por Josué David MORGUI ·

Corría el año 64 después de Cristo cuando un náufrago se encontraba en Macedonia. Aquel hombre con unos 46 años de edad ya había recorrido el mediterráneo pregonando la Esperanza en  un mejor porvenir . De hombre de mayor confianza tenía a  un joven de apenas 21 años de edad. Mientras el llamado “hombre transformado” se encontraba en prisión, acostumbraba escribirle cartas al joven pupilo para realizar algunas diligencias.   “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. No  descuides el don que hay en tí”. Son las palabras que escribió Pablo al joven Timoteo . 

Hoy por hoy, Chiapas es el estado más joven, con un promedio de edad de 24 años, la fuerza de Chiapas son sus jóvenes. Tuxtla Gutiérrez -su capital- no se queda atrás. De entre sus 700 mil habitantes, al menos 180 mil son jóvenes. Pero, ¿Qué tiene que ver Timoteo con las juventudes conejas? Las mismas palabras que fueron dadas a Timoteo, son dirigidas a las y los 180 mil jóvenes que habitan Tuxtla, esos 180 mil jóvenes con talento y actitud de servicio abnegado a su ciudad. 

2023 apunta a ser un año prometedor para las juventudes, pues en 2022 demostraron que en equipo es posible transformar aquello que para muchos es un sueño, aquello que muchos construyen, que muchos anhelan y codician, pero pocos hacen realidad. 

El ser joven es momentáneo, es efímero, incluso hay quienes son jóvenes por edad pero no por actitud y pensamiento. Las juventudes en Tuxtla han de crecer, su edad avanzará y serán más longevos, en cambio sus sueños rejuvenecen cada día, pues cuidan el don que hay en ellos. 

Quizá hay y habrá quien tenga en poco su (la de ellos) juventud, pero su ejemplo en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza, será el que hable en nombre de todas las juventudes que luchan . 

Hay quienes sueñan  pero no actúan, hay quienes su vida es transformada pero envejecen, hay otros que están parados pero no con los pies en la tierra. Hay quienes tienen todo lo anterior ( y es válido) pero no tienen un destino. 

Hoy soñamos y actuamos, la vida se nos cambia y rejuvenecemos, estamos parados pero para ver el rumbo a tomar. ¿Dónde estamos? En un sueño que se transforma y rejuvenece, y debe decirse, pero sobre todo hacerse realidad. 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Extorsiones migratorias de cuarta

Realidad Novelada, por J.S. Zolliker · Uno de sus grandes placeres culpables, es el disfrutar al mirar su propio perfil en el IMDb (Internet Movie

La pobre cultura política en Chiapas

Tubo de Ensayo, por René Delios · Una serie de fotografías fueron tanto difundidas como cuestionadas, por los simpatizantes o adversarios de los protagonistas, y