Restablecer la confianza empresarial, uno de los retos de 2023

Análisis a Fondo, por Francisco Gómez Maza ·

El IPM  Variopinta la posición empresarial de cara al comportamiento de los procesos productivos: 

Mientras que unos aportan información que muestra una economía de nuevo en la carretera hacia el crecimiento y, al cierre del año 2022, está de vuelta, entregando buenas cuentas, otros manifiestan débil confianza.

No obstante, para desencanto de los agoreros del desastre y de la destrucción, el comportamiento de los pedidos manufactureros (IPM) fue positivo e indica que los procesos de producción se movieron y rompieron límites entre la angustia ocasionada por la mortandad generada por la pandemia de coronavirus covid-19 y los ataques de odio de las múltiples oposiciones, desbalagadas en el espectro seudo político.

El IPM hiló veintinueve meses consecutivos sobre el umbral (de rentabilidad) de los 50 puntos. 

En el mes de diciembre, reportaron el Banco de México y el Instituto de Estadística y Geografía (INEGI), no obstante que el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) presentó una disminución mensual (con cifras desestacionalizadas) de 0.56 centésimas de punto porcentual, se ubicó, al final, en 51.9 puntos, permaneciendo así, por vigésimo noveno mes consecutivo, por arriba del umbral de los 50 puntos porcentuales.

No obstante que, al interior del Índice de Pedidos Manufactureros, se observaron caídas mensuales (con datos ajustados por estacionalidad) en los componentes correspondientes a los pedidos esperados y al personal ocupado, los componentes relativos a la producción esperada, a la oportunidad en la entrega de insumos, por parte de los proveedores, y a los inventarios de insumos, se incrementaron.

Con cifras originales, en diciembre de 2022 el IPM mostró un descenso anual de 0.8 puntos y se situó en 50.4 puntos. Respecto de sus componentes, dos de los cinco agregados que conforman el IPM registraron reducciones anuales, en tanto que los tres restantes avanzaron. 

Por grupos de subsectores de actividad económica, en el mes de diciembre, con datos sin desestacionalizar, cuatro de los siete rubros que integran el IPM exhibieron retrocesos anuales, dos crecieron y el restante se mantuvo sin cambio.

Indicador de Pedidos Manufactureros por Grupos de Subsectores de Actividad.

Por grupos de subsectores de actividad económica del IPM, en el mes, se reporta que el agregado de Alimentos, bebidas y tabaco mostró un retroceso anual de 0.8 puntos con datos originales; el de Derivados del petróleo y del carbón, industria química, del plástico y del hule se mantuvo sin cambio respecto del mismo mes del año previo; el de Minerales no metálicos y metálicas básicas cayó 1.7 puntos; el de Equipo de computación, accesorios electrónicos y aparatos eléctricos se incrementó 0.4 puntos; el de Equipo de transporte descendió 0.8 puntos; el de Productos metálicos, maquinaria, equipo y muebles aumentó 1.6 puntos, y el de Textiles, prendas de vestir, cuero y piel, madera, papel y otras se contrajo 5.8 puntos. 

El Indicador de Pedidos Manufactureros se construye con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), mismos que permiten conocer, casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia, las expectativas y la percepción de los dirigentes empresariales sobre el comportamiento del sector manufacturero en México. Y en este sentido hay, en los ojos de los empresarios, buenas sonrisas.

La EMOE se levanta mensualmente por personal del Banxico y el INEGI, y tiene como base una muestra de 1,492 empresas a nivel nacional. La información es obtenida a través de entrevista electrónica (INTERNET) en dos terceras partes de las empresas de la muestra, mientras que en el resto se recaba mediante visita al directivo empresarial. 

El marco poblacional está formado por el directorio de empresas provenientes del Registro Estadístico de Negocios de México (RENEM), mismo que cuenta con 6,077 empresas.

La encuesta incluye con certeza a las empresas con 1,000 trabajadores y más. 

En el diseño del cuestionario se incorporaron las recomendaciones de la OCDE y la CEPAL, así como las sugerencias del Banco de México.

No obstante, toda la información anterior, en diciembre de 2022, y con cifras desestacionalizadas, el Indicador de Confianza Empresarial del sector manufacturero retrocedió 0.2 puntos respecto a noviembre; el de Servicios privados no financieros, 2.3 puntos; el de Comercio, 0.8 puntos y el de Construcción, 0.5 puntos.

En diciembre pasado, en su comparación anual, los ICE registraron el siguiente comportamiento: el ICE de Servicios privados no financieros disminuyó 15 puntos; el de Comercio, 10.7 puntos; el de Construcción, 5.6 puntos y el de Industrias manufacturas, 3.3 puntos.

Con cifras originales, el Indicador Global de Opinión Empresarial de Confianza (IGOEC) —que es el promedio ponderado de los indicadores de los cuatro sectores que lo integran— fue de 45 puntos en diciembre de 2022, que representó un descenso de 10.7 puntos con relación al mismo mes de 2021.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Extorsiones migratorias de cuarta

Realidad Novelada, por J.S. Zolliker · Uno de sus grandes placeres culpables, es el disfrutar al mirar su propio perfil en el IMDb (Internet Movie

La pobre cultura política en Chiapas

Tubo de Ensayo, por René Delios · Una serie de fotografías fueron tanto difundidas como cuestionadas, por los simpatizantes o adversarios de los protagonistas, y