Notario chiapaneco de la ‘Estafa Maestra’ involucrado en nuevo fraude 

En la Mira, por Héctor Estrada ·

Hace tres años su nombre apareció entre los notarios públicos vinculados a la “Estafa Maestra”, y dos años después fue denunciado penalmente por un presunto fraude millonario cometido contra una importante empresa de la ciudad de México. Se trata del notario Número 178 del estado de Chiapas, Luis Alberto Albores Figueroa, quien nuevamente se encuentra en medio de otro caso judicial dentro de la entidad chiapaneca, sin que hasta el momento se haya iniciado proceso para revocar su patente notarial.

En diciembre del 2019 el nombre Albores Figueroa y su notaría pública, con sede en el municipio de El Parral, cobraron relevancia tras ser incluidos como pieza clave del fraude cometido, por la propia Rosario Robles y Javier Duarte, contra Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), mediante la creación de empresas fantasma y la realización de pagos simulados.

De acuerdo a la investigación hecha por el periódico Reforma, Robles Berlanga consumó el desvío de 164 millones de pesos a través de una red de 11 empresas fantasma, entre 2016 y 2017. La “empresa ancla” utilizada para la firma del contrato original con la SEDATU fue Agatha Líderes Especializados S.A. de C.V., que tenía como apoderado legal a Alfonso Gómez Méndez, con domicilio en Tuxtla Gutiérrez.

Sin embargo, Alfonso Gómez, quien también fungía como socio mayoritario la empresa Principal Enajena S.A. de C.V., ya había sido reportado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por simular operaciones y formar parte de una presunta red de empresas fantasma, utilizadas durante el gobierno de Javier Duarte para desviar recursos estatales. Pero la alerta del SAT poco importó a la hora de asignar más recursos públicos.

Así fue como en 2016 Agatha Líderes Especializados S.A. de C.V. se convirtió en subcontratista de la SEDATU. A la empresa se le hicieron pagos por 164.7 millones de pesos que posteriormente transfirió a 10 empresas más ligadas entre sí, con socios y apoderados legales en común. Ahí es justo donde Luis Alberto Albores Figueroa cobró relevancia dentro del controversial caso.

Y es que, según consta en la investigación, cinco de las 10 empresas fantasma involucradas en dicho fraude -cometido por la dependencia federal- fueron constituidas el mismo día (29 de diciembre de 2014) nada más y nada menos que por la Notaría 178 de Albores Figueroa en El Parral. Se trataba pues de empresas creadas de manera exprés, subcontratistas de millonarios recursos federales, que extrañamente decidieron ser conformadas en una notaría remota de la república mexicana.

Pero no pasaron ni dos años de ese escándalo a nivel nacional cuando Albores Figueroa se vio involucrado en otro proceso judicial más. Según consta en carpeta de investigación FED/MOR/CUER/0000584/2021, abierta ante la Fiscalía General de República, el 25 de agosto de 2021 Albores Figueroa fue denunciado penalmente por el fraude millonario cometido contra una empresa privada con sede en la capital del país.

De acuerdo a documentos ministeriales, la Notaría 178 habría participado en la falsificación de actas de asamblea general y la expedición de copias certificadas que finalmente fueron utilizadas por grupos delincuenciales para solicitar cambios de firmas electrónicas, nuevos tokens, nuevas chequeras y abrir cuentas bancarias de la empresa víctima, a fin de luego solicitar créditos y dinero que evidentemente no llegan a manos de los verdaderos empresarios defraudados.

El fraude cometido alcanzó pérdidas de varios millones de pesos, cuyas evidencias se encuentran  hoy bajo expedientes de instancias como la Procuraduría para la Defensa del Contribuyente (PRODECON) y la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, mediante las carpetas de investigación CI-FICUH/CUH-6/U1-3S/D/00769/06-2021 (con fecha de 15 de junio del 2021), CI-FICUH/CUH-6/U1-3S/D/00910/07-2021 (con fecha de 03 de julio del 2021) y CI-FICUH/CUH-6/UL-1S/D/00932/07-2021 (con fecha de 07 de julio del 2021).

Sin embargo, pese al cúmulo de antecedentes, esta semana el controversial notario chiapaneco, Luis Alberto Albores Figueroa, ha sido involucrado en un caso más. Ahora se trata de otro presunto fraude cometido en contra de una inversionista chiapaneca a quien se le vendió, mediante la Notaría 178, una plaza comercial que se encuentra bajo embargo.

De acuerdo a la carpeta de investigación 0021-101-0204-2022 y la causa penal 90/2022, Albores Figueroa habría fungido como notario para validar el proceso compraventa de una plaza comercial embargada y por lo tanto sin posibilidad de ser vendida. El caso penal involucra a personas como Alejandro Mario Álvarez Puga y los hermanos Pablo y Felipe Salinas Pedrero, quienes habrían utilizado los servicios de la notaría 178 para defraudar a la inversionista Laura Oropeza Nájera.

El asunto judicial se encuentra actualmente en proceso, por lo que se suma a la pesada lista de turbios antecedentes que hoy se acumulan contra Luis Alberto Albores. Mientras tanto, las autoridades en Chiapas siguen guardando silencio ante una serie de casos reiterativos que parecen haber colocado a la lejana Notaría 178 de El Parral en el centro neurálgicos de constantes fraudes y escándalos nacionales, que en otros lugares ya hubieran justificación la aplicación de serias investigaciones al respecto o la revocación de patentes notariales… así las cosas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No seremos como Venezuela o Cuba

Ecce Homo, por Rommel Rosas · Desde que llegó Andrés Manuel López Obrador al poder en 2018, hubo muchos puristas de la Derecha y “defensores

El incunable II

Realidad Novelada, por J.S. Zolliker · A punto estuve de salir corriendo del aeropuerto cuando me los volví a topar en mi puerta de abordaje