MONTAÑEZ y Calderón hacen suyo el Museo Tamayo

Cd. de México (19 octubre 2022).- Dos artistas han llegado al Museo TamayoRaphael Montañez Ortiz y Miguel Calderón.

Del primero, se exhibe Una retrospectiva contextual, una de las revisiones más ambiciosas que se le han dedicado al creador estadounidense en los últimos 30 años, pieza clave del movimiento international Destruction Art, según indicó el recinto en un comunicado.

«Él tiene raíces puertorriqueñas, mexicanas y nativa americanas, orígenes que Raphael reclama como fundamentales para la comprensión de su persona y su visión como artista», explicó su curador, Rodrigo Moura.

«Esto se ve claramente cuando propone dos conceptos fundamentales: la ethnoestetic (etnoestética), como una manera de poner la herencia cultural de los artistas a favor de un discurso anticolonial, y la fisio-psico-alquimia, prácticas performáticas relacionadas con la meditación y el ritual, ambas como formas de sanación».

De Calderón, por su parte, se expone Materia estética disponible, un recorrido por casi 40 piezas, entre fotografía, video e instalación, las cuales articulan una visión panorámica del trabajo de este mexicano a lo largo de tres décadas.

«La exposición se compone de piezas desde la década de los 90 hasta este año, con Balanza de las improbabilidades. Es muy buen resumen de muchas obras que tuvimos que dejar fuera, pero que son icónicas dentro de la historia del arte joven de nuestro país», explicó, por su parte, Mariana Mañón, curadora de la muestra.

«En la selección tratamos de no generar un camino lineal o biográfico sino cubrir los temas más importantes que él ha desarrollado a lo largo de su carrera, lo que implicó también entender el uso de las metodologías y técnicas, como la fotografía y el cine«.

Ambas muestras ya se encuentran abiertas al público.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe Cartarescu Premio FIL de Literatura

Por Rebeca Pérez Vega Guadalajara, México.- Mircea Cartarescu (Bucarest, 1956) abandonó la poesía durante 30 años, pero debió volver a ella como una tabla de salvación, tras