Baja la percepción de inseguridad

Análisis a Fondo, por Francisco Gómez Maza ·

Si no atenemos a la frialdad de las encuestas que levanta el INEGI, podemos celebrar que la percepción de inseguridad que tiene la gente descendió de 2021 a 2022. 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), levantada por el INEGI entre el 28 de noviembre y el 15 de diciembre de 2022 en 75 ciudades mexicanas,  es alta la percepción de inseguridad en la sociedad mexicana (64.2% de la población mayor de 18 años), pero su nivel no ha cambiado en comparación con la percepción que había en septiembre del mismo año (64.4%) y es más baja que la declarada en diciembre de 2021 (65.8 por ciento).

En diciembre de 2022, en el ámbito nacional, el 64.2% de la población de 18 años y más consideró inseguro vivir en su ciudad y lo mismo estimó el 69.9% de las mujeres y el 57.4% de los hombres.

Las ciudades con mayor porcentaje de población que se siente insegura fueron: Fresnillo (97.7%), Zacatecas (93.3), Irapuato (92.6%), Naucalpan de Juárez (89.7%), Ecatepec de Morelos (89.6%) y Ciudad Obregón, con 89.2%.

No dejan de ser las más golpeadas por la violencia criminal Fresnillo y Zacatecas, en el estado de Zacatecas, e Irapuato, en Guanajuato, en las cuales la acción de los llamados generadores de violencia, sicarios de grupos de la delincuencia organizada y el narcotráfico tienen sentados sus reales.

En contraste, las ciudades donde la percepción de inseguridad es menor, fueron: San Pedro Garza García (8.1%), Los Mochis (15), Benito Juárez (19.4), Los Cabos (20.9), Tampico (22.1) y Cuajimalpa de Morelos 4% de los hombres consideraron que vivir en su ciudad era inseguro.

La encuesta reseñada corresponde al cuarto trimestre de 2022 con el propósito general de realizar estimaciones en torno a la percepción de la gente sobre la seguridad pública en su ciudad. La encuesta es de representatividad nacional, sin embargo, y se enfoca en el ámbito urbano. Además, genera información para la toma de decisiones de política pública en materia de seguridad.

Los resultados de la encuesta, apuntados por el INEGI, tienen que ver con la sensación de inseguridad por temor al delito (percepción).

En diciembre de 2022, 64.2% de la población de 18 años y más, residente en las 75 ciudades donde se levantó la encuesta, consideró que es inseguro vivir en su ciudad. 

Este resultado, con todo, no representa un cambio estadísticamente significativo con relación al porcentaje registrado en septiembre del mismo año, que fue de 64.4 por ciento. No obstante, el porcentaje de diciembre sí representa un cambio estadísticamente significativo con respecto a diciembre de 2021, que fue 65.8 por ciento. O sea que, de diciembre de 2021  a diciembre de 2022, la percepción de inseguridad bajó.

En la encuesta levantada en diciembre por los encuestadores del INEGI, 19 ciudades y demarcaciones tuvieron cambios estadísticamente significativos, frente a septiembre de 2022: 13 presentaron reducciones y seis, incrementos. En diciembre de 2022, 69.9% de las mujeres y 57% de los hombres.

En cuanto a la percepción de inseguridad en espacios físicos específicos, en diciembre de 2022, 74.3% de la población manifestó sentirse insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública; 67.1%, en el transporte público; 58.9%, en el banco y 57.0%, en las calles que habitualmente usa. 

Respecto a la percepción de inseguridad en espacios físicos específicos, en diciembre de 2022, 80.2% de las mujeres manifestó sentir inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública y 72.1%, en el transporte público. De los hombres, 67.8% manifestó sentir inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública y 60.6%, en el transporte público.

Expectativa social sobre la seguridad pública (percepción) 

En diciembre de 2022, 34.0% de la población de 18 años y más, residente en las ciudades de interés, consideró que, en los próximos 12 meses, la situación de la delincuencia e inseguridad en su ciudad seguirá igual de mal. 

Lo anterior representa un cambio estadísticamente significativo, a la baja, de 1.2 puntos porcentuales con relación a septiembre de 2022, cuando se reportó 35.2% y, al alza, de 1.4 puntos porcentuales respecto a diciembre de 2021, mes en el que se reportó 32.6 por ciento. 

Por otra parte, 25.9% de la población refirió que la situación empeorará en los próximos 12 meses. En contraste, 16.2% de la población de 18 años y más refirió que la situación de la delincuencia e inseguridad en su ciudad seguirá igual de bien y 22.7% manifestó que mejorará.

Atestiguación de conductas delictivas o antisociales (conocimiento) Durante el cuarto trimestre de 2022, los resultados de la ENSU revelaron que el porcentaje de la población que mencionó haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda se relacionó con: consumo de alcohol en las calles (60.6%), robos o asaltos (52.2%), vandalismo en las viviendas o negocios (42.7%), venta o consumo de drogas (39.8%), disparos frecuentes con armas (38.3%), bandas violentas o pandillerismo (25.5%), tomas irregulares de luz —diablitos— (14.2%) y robo o venta ilegal de gasolina o diésel —huachicol— (3.0%). Respecto al tercer trimestre de 2022 se presentó un aumento estadísticamente significativo de 1.7 puntos porcentuales en atestiguación de disparos. 

Con respecto al cuarto trimestre de 2021, se registró una disminución estadísticamente significativa de 3.5 puntos porcentuales en la atestiguación de robos o asaltos, de 1.6 respecto a bandas violentas o pandillerismo, de 1.3 puntos porcentuales en la atestiguación de disparos frecuentes con arma, 1.1 para la atestiguación de consumo de alcohol en las calles y 0.8 puntos porcentuales respecto a la venta ilegal de gasolina o diésel. 

Las tres ciudades con mayor porcentaje de población de 18 años y más que reportó haber tenido conflictos o enfrentamientos fueron: Cuauhtémoc (71.0%), Venustiano Carranza (61.9%) y Magdalena Contreras (61.8%). Las ciudades con los menores porcentajes de conflicto entre la población fueron: Ciudad Victoria (12.7%), Tijuana (13%) y Tapachula (13.3%). De la población de 18 años y más que reconoció haber tenido conflictos o enfrentamientos de manera directa por causa de incivilidades en su entorno, 73.9% mencionó que estos conflictos fueron con las o los vecinos, mientras que 35.8% manifestó haber tenido conflictos o enfrentamientos con desconocidos en la calle.

Durante el cuarto trimestre de 2022, 52.6 % de la población de 18 años y más, residente en las ciudades objeto de estudio, manifestó que modificó sus hábitos respecto a llevar cosas de valor, como joyas, dinero o tarjetas de crédito, por temor a sufrir algún delito. Además, 46% modificó rutinas en cuanto a permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda, 45.8% reconoció haber cambiado hábitos de caminar por los alrededores de su vivienda después de las ocho de la noche y 28.1 % cambió rutinas relacionadas con visitar parientes o amigos. Con relación al tercer trimestre de 2022, hubo una disminución estadísticamente significativa de 2.1 puntos porcentuales respecto al hábito de llevar cosas de valor y de 2, respecto a cambiar de hábito en visitar parientes o amigos. 

En comparación con el cuarto trimestre de 2021, se registró una disminución estadísticamente significativa de 4.9 puntos porcentuales en cuanto a llevar cosas de valor por temor a sufrir algún delito, de 3.3 para caminar de noche en los alrededores de las viviendas y de 4.1 respecto a cambio de hábitos en relación con visitar parientes o amigos.

Para proporcionar una medición periódica, amplia, integral y oportuna de seguridad pública en el país, la ENSU cuenta con una periodicidad trimestral.

Entre los resultados de la ENSU que corresponden a diciembre de 2022, destaca que los porcentajes de la población de 18 años y más que identificó a las diversas autoridades de seguridad pública y que percibió su desempeño como muy o algo efectivo en sus labores para prevenir y combatir la delincuencia fueron: Marina (84.6%), Ejército (82.3%), Guardia Nacional (71.6%), policía estatal (52.0%) y policía preventiva municipal (44.6%).

En diciembre de 2022, 81.2% de la población de 18 años y más manifestó que los baches en calles y avenidas son uno de los problemas más importantes en su ciudad; 61.0% consideró el alumbrado público insuficiente y 54.8% las fallas o fugas en el suministro de agua potable. De la población considerada, 40.2% consideró que los hospitales saturados o con servicio deficiente representan uno de los problemas más importantes en sus ciudades.

En diciembre de 2022, a nivel nacional, 30.6% de la población de 18 años y más consideró el gobierno de su ciudad como muy o algo efectivo para resolver los problemas más importantes. Las ciudades donde más se lo percibió así fueron: Nuevo Laredo (63.1%), Piedras Negras (61.0%) y San Luis Potosí (58.5%). Las ciudades donde menos fueron: Juárez (10.6%), Ecatepec de Morelos (11.0%) y Naucalpan de Juárez (13.2%).

De julio a diciembre de 2022, se estima que 13.4% de la población de 18 años y más tuvo contacto con alguna autoridad de seguridad pública. De estas personas, 44.6% declaró haber sufrido, al menos, un acto de corrupción por parte del personal perteneciente a dichas autoridades.

Durante el segundo semestre de 2022, se estima que 26.3% de los hogares en zonas urbanas tuvo algún integrante que fue víctima de al menos un delito de robo total o parcial de vehículo, robo en casa habitación, robo o asalto en calle o transporte público (incluye robo en banco o cajero automático), robo en forma distinta a las anteriores o extorsión. Dicha estimación representa un cambio estadísticamente significativo en relación con el porcentaje registrado en el primer semestre de 2022, que fue 27.4 por ciento.

En el semestre julio-diciembre de 2022, en 10.7% de los hogares de las ciudades de interés, al menos una o un integrante del hogar fue víctima de extorsión. En 9.2% de los hogares, al menos una o un integrante del hogar fue víctima de robo o asalto en calle o transporte público y 8.6% fue víctima de robo parcial de vehículo.

Durante el segundo semestre de 2022, se estima que 15.3% de las personas de 18 años y más en zonas urbanas fue víctima de al menos un tipo de acoso personal y/ o violencia sexual en lugares públicos. Dicha estimación representa un cambio estadísticamente significativo con relación al porcentaje registrado en el primer semestre de 2022, que fue 16.9 por ciento. 

Se estima que 10.6% de las personas de 18 años y más en zonas urbanas fue víctima de piropos groseros u ofensivos de tipo sexual o sobre su cuerpo, o bien, la molestaron u ofendieron en lugares públicos.

La cobertura conceptual de la encuesta abarca la sensación de inseguridad, las expectativas sobre la tendencia del delito, la atestiguación de conductas delictivas o antisociales, el cambio de rutinas por temor a ser víctima del delito, la percepción del desempeño de las autoridades de seguridad pública, los conflictos y conductas antisociales, el desempeño gubernamental, la frecuencia de movilidad, los hogares víctima o con algún integrante víctima de robo y/o extorsión, víctimas de corrupción y las víctimas de acoso o violencia sexual.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Extorsiones migratorias de cuarta

Realidad Novelada, por J.S. Zolliker · Uno de sus grandes placeres culpables, es el disfrutar al mirar su propio perfil en el IMDb (Internet Movie

La pobre cultura política en Chiapas

Tubo de Ensayo, por René Delios · Una serie de fotografías fueron tanto difundidas como cuestionadas, por los simpatizantes o adversarios de los protagonistas, y