MARTES 09 DE AGOSTO, 2022
Ecce Hommo
ROMMEL ROSAS
Villahermosa, Tabasco.
Sábado 06 de Agosto 2022, 8:53 hrs
Rommel
Rosas
René
Delios
Héctor
Estrada
Gil
Gamés
@zolliker

Ecce Hommo | ROMMEL ROSAS
Villahermosa, Tabasco., a 06 de Agosto de 2022

Una sociedad expectante

Las previsiones económicas para el próximo año no son nada halagüeñas. La mayoría de los organismos internacionales encargados de medir el crecimiento global, ven como a medida que aumenta la inflación y que los esfuerzos de los Bancos Centrales parecen no dar frutos significativos, el mundo se enfrenta a una especie de estancamiento, mismo que pudiera durar, por lo menos un par de años; en donde veremos el aumento a las tasas de interés nacionales, en la búsqueda de hacer atractiva la inversión nacional, con el ánimo de acelerar el desarrollo local. 


De manera casi simultánea la geopolítica mundial comienza a tener un juego, en donde los países en vías de desarrollo pareciéramos ser expectadores de cada una de las acciones que realicen las potencias globales y, que indiscutiblemente afectan a nuestras naciones, en donde los efectos podrán verse en el corto o mediano plazo. 


A principios de año, fuimos testigos de la invasión Rusa a Ucrania, misma que aún continua, con efectos terribles para el pueblo Ucraniano, así como un aumento a las sanciones a la antigua Unión Soviética. ¿Cuál es el verdadero efecto que puede tener sobre nuestras naciones esta guerra que parece lejana? La primera ha sido el aumento a los productos de la canasta básica; basta sólo con recordar que Ucrania es uno de los graneros del mundo, por su alta exportación de cereales; y al verse envuelta en una guerra, se ha provocado una escasez global de los mismos. En un mundo interdependiente, cualquier economía puede afectar al orbe entero.


En la misma línea, las sanciones a la Federación Rusa, no han sido del todo estrictas, principalmente por parte de la Unión Europea, esto se debe a la gran dependencia que tiene la región del gas ruso (su principal proveedor) y en vísperas de la llegada del invierno, en el hemisferio norte, puede ocasionar una crisis que, al final, termine afectando a la sociedad en su conjunto.


No muy alejado de este juego geopolítico y ante indecisiones de China, por tomar partido en esta guerra; esta semana supimos de la noticia de que líderes de los demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos visitó Taiwan; una isla cuya soberanía es reclamada por China y a quien ella acudió a darle el respaldo a su actual gobierno. A lo cual tanto el país en cuestión como Rusia hicieron explícito su descontento por esta visita y prendieron las señales de alarma.


Detrás de esta visita, no se encuentra solamente el interés de los EEUU por mantener la democracia en Taiwan; también están presentes el marcar un alto a la República Popular China y su cada vez más grande presencia en América Latina, al volverse uno de los principales socios comerciales de nuestros países y comienza a generar, aunque pequeña aún, una influencia cultural (soft power) en las sociedades latinoamericanas. Con ello se ataca la antigua doctrina Monroe: “América para los americanos”.


Ante este vaivén de grandes capitales, de arsenal militar y de juegos geoestratégicos, la sociedad contempla como quien viera un reality show. Las noticias diarias, no son para nada alentadoras, a pesar de los esfuerzos gubernamentales de cada uno de los países.


La clase política y económica pareciera verse envuelta en un sinnúmero de discursos que prometen soluciones mágicas a las graves crisis que envuelven a nuestros países, pero siguen sin ponerse de acuerdo en lo esencial: cómo logramos el desarrollo de una sociedad, cada día más atomizada y por lo mismo polarizada, que en la búsqueda de soluciones rápidas a su presente, se olvidan de construir las bases de su porvenir.


Los gritos de la sociedad civil parecieran también ahogarse en los diversos medios que tienen para expresarse, y tienen como ventanas de visibilidad solamente algunas fechas conmemorativas o eventos trágicos relaciones con el expertise de las mismas. Nos hemos vuelto tan especializados en nuestro actuar, que interpretando a uno de los grandes filósofos de la modernidad, Edgar Morin, hemos dejado de ver que tanto el mundo como nosotros estamos sumergidos en una complejidad, que hace transversales a todos los temas, en donde nada nos es ajeno, pero nosotros sí buscamos ser ajenos a los mismo. Al final de la jornada, asistimos al concierto de las naciones, pero sólo queremos ser espectadores del mismo.


 


 





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA