VIERNES 01 DE JULIO, 2022
Tubo de Ensayo
RENÉ DELIOS
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Jueves 12 de Mayo 2022, 6:43 hrs
Rommel
Rosas
Héctor
Estrada
René
Delios
Gil
Gamés
Francisco
Gómez Maza

Tubo de Ensayo | RENÉ DELIOS
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 12 de Mayo de 2022

¿Y los partidos políticos estatales?

Tubo de Ensayo


Porque no se ven en Chiapas desde que perdieron todo en la pasada elección federal y estatal de 2021: quiero decir que no parecen oposición, sino comparsa, y de la ignominiosa, porque no es lo mismo silenciada que silenciosa, como no es lo mismo partidos “oficial” que partidos oficiosos. 


Como que entraron en un stand by político, o para no pensar mal, igual están recuperando fuerzas, haciendo trabajo de bajo perfil, porque sus principales voces enmudecieron en una entidad de muchos lamentos. 


De por sí que fue increíble el conocer que hubo varios de ellos en indistintas plataformas partidistas que no contaban con perfiles propios que pudieran competir por una candidatura, y se vieron en la necesidad de establecer alianzas que no podrían ser en otras latitudes y longitudes, aceptando propuestas de los “partidos con presencia”, lo que generó mucho divisionismo al interior de no pocas siglas, ante la falta de coincidencias estatutarias, pero la verdad es que por lo que sea, ganaron, y ahí están, en las curules federales y estatales los del verde ecologista, por ejemplo. 


Grises, pero verdes, finalmente. Eso sí, callados, ignominiosos. 


Igual tienen la idea de que los planteamientos contaminan el ambiente político cuando, ventilar las realidades saca lo fétido de la descomposición social de dónde se esconda -incluso si está en el congreso local o federal mismo-, sea mestizo o indígena, que para bandidos –y bandidas- son lo mismo, y cuyos intereses están por encima de sus credos, pueblos y obvio la entidad. 


Ya no hay ética política, convicción partidista, menos un compromiso social, por eso roban, por eso usufructúan del pueblo, de sus esperanzas, de sus propiedades, y a veces hasta acuerpados por los gobernantes. 


Pero cómo lloran cuando les aplican la justicia; se declaran presos políticos y se niegan a ser –cuando de siempre se les ve así- criminales. Pero ni en eso se meten los partidos políticos, locales, cundidos de gente anodina, oportunista, sin oficio. 


Contario a Europa –en dónde iniciaron hará más de tres décadas- las alianzas en México no son para mejorar al gobierno instalado; son para posicionar a los cotos de poder que son los que hablan de la riqueza en y de este país; sus dueños son despojados por sus propios representantes populares, que les otorgan las facilidades de explotación al extranjero en busca de inversiones que pague pobres impuestos a cambio de enormes beneficios, según esto porque generarán mieles de empleos mal remunerados. 


Sí, esos son los mismos que hablan de democracia y discuten los proyectos de su partido, y lejos están los planteamientos para entenderse con sus bases militantes, menos con la población, que al igual no se pone chida y se interesa en saber que es un proyecto de gobierno, más ocupada en los chismes de las telenovelas, en el cómo va la MX o qué proyecta Netflix este fin de semana. 


Pero igual está la mal llamada 4T, que no aterriza que está haciendo AMLO y para qué y quienes son los beneficiarios al final de todo, porque el peludaje no va a viajar en el tren Maya, ni en los aviones que aterricen en el AIFA; no van a ir a un hotel cuatro estrellas en Cancún. 


No lo harán si sigue con esos salarios de miseria, dependiendo de subsidios sociales. 


Digo. 


No se ve nada óptimo para esos pobres más pobres aún, y ni idea sí la 4T llegue a ser buena o un fracaso más como los gobiernos neoliberales; eso se verá al recuento de los daños allá por 2024, que esperemos por el bien de México, tenga sus logros para esa gente que, en seis sexenios de entre dos siglos, no han recibido justicia social. 


Digo, ya estamos cerca del primer cuarto de siglo del tercer milenio de nuestra era. 





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA