LUNES 12 DE ABRIL, 2021
Crónicas Condenadas
ORSON GE
Guadalajara, Jal.
Martes 30 de Marzo 2021, 20:38 hrs
Francisco
Gómez Maza
Héctor
Estrada
Kyra
Núñez
Gonzalo
Núñez De León
@zolliker

Crónicas Condenadas | ORSON GE
Guadalajara, Jal., a 30 de Marzo de 2021

El héroe que se convirtió en víctima

No es nada novedoso, de hecho pasa cada semana, que en lugar de hablar de resultados en política pública, mostrar algún repunte económico, o poner en relevancia un éxito real de la administración, desde la tribuna de "la mañanera" se juegue el papel de víctima, cuando desde 2018 México esperaba un héroe, poco menos que un caudillo. 


Y siendo honestos, ya cansó.


Un discurso monocromático, anacrónico y por momentos tan rancio como aquél que quiso "defender al peso como un perro", o aquél que "administraría la riqueza", pero que no consiguieron ni lo uno ni lo otro,  mantiene a México en franca regresión a un pasado del que costó mucho trabajo salir. Claro, con sus imperfecciones y con serios pecados, pero que desde la llegada de la alternancia se construía una realidad plural, institucional, y en momentos hasta progresista.


Y aunque existía simulación, con tristeza podemos decir que tampoco se acabó en este gobierno.


Alguien en Palacio Nacional no entiende que no entiende; mucho menos quiere hacerlo, y pagará un costo muy alto al sobre simplificar cada asunto plenamente multifactorial a una narrativa angosta, absurda y sobre todo victimista como sucede hoy con cada contratiempo que enfrenta, o debería enfrentar el gobierno obradorista.


La retórica pierde cada vez más sustancia, aunque esté dirigida a un grueso y poco crítico sector; pero ya resiste cada día menos a la aguda manera de cuestionar por parte de quien resulta agraviados por el proceder de la 4T. Un gobierno honesto y valiente debería de dejar de esquivar las problemáticas para hacerles frente de un modo que las resuelva, más allá de "enfriarlas", o reducirlas a un "complot" o etiquetarlas rápidamente como una mala intención con el fin de dañar su imagen.


El presidente puede presentarse a diario ante la nación a través de cámaras y micrófonos, pero luce ausente en cuanto tema importante lo necesitamos, cuando lo necesitamos, como lo necesitamos. Una ironía, una descalificación ad hominem, o un "ya chole" basta para dar carpetazo al tema incómodo.


Su interminable campaña y la obcecación por una visión de nación que ha caducado lo tiene anclado a una lamentable paranoia que ha dejado sin resolver uno sólo de la cada vez más larga lista de pendientes en el quehacer nacional, mientras tanto, la inversión privada desaparece del país, los problemas de cuestión de género se agravan, la población se polariza y el estado queda atado alarmantemente a una dinámica regresionista que hace pensar que cuando termine 2024 estaremos en las condiciones con las que dejamos 1999.


Sin embargo, fue esa misma campaña sempiterna la que planteó a un Obrador heroico, que podría bajar la gasolina, contener el embate del dólar y el energúmeno de la Casa Blanca, que controlaría a la delincuencia, que pacificaría al país y que regresaría al ejército a los cuarteles. Todas esas asignaturas quedaron pendientes. 


Como lo hemos dicho aquí, López Obrador y su movimiento, pretenden tener el monopolio de la honestidad y de las causas justas, pero el simple hecho de considerarlo implica en sí mismo un suicidio intelectual.


Hay por ahí quienes no ven con malos ojos la idea de que si necesitamos cambiar la Carta Magna de la Nación para encajar en la obsoleta visión de un líder desinsertado del panorama internacional y que ve en los hidrocarburos el futuro energético del país, haríamos bien en hacerlo, y eso ya preocupa.


Lo que es más grave, hoy existen quienes han comprado la historia, y creen vehementemente que tanto el INE, como las feministas, como los empresarios, las víctimas de las masacres, los niños con cáncer, los pacientes sin medicinas, las farmacéuticas, los gobiernos de las potencias, y todo aquello que no le favorezca realmente se trata de un estratagema para hacerle lucir mal.


La mala: México necesitaba un héroe, pero le tocó una víctima.


La peor: hay quienes ya compraron la historia.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA