LUNES 12 DE ABRIL, 2021
Índice...
RUPERTO PORTELA
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Miércoles 16 de Diciembre 2020, 22:57 hrs
Francisco
Gómez Maza
Héctor
Estrada
Kyra
Núñez
Gonzalo
Núñez De León
@zolliker

Índice... | RUPERTO PORTELA
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 16 de Diciembre de 2020

El cartel de los Morales

La palabra divina dice que “lo que aquí se hace, aquí se paga”. CARLOS MORALES VÁZQUEZ, tiene la sentencia a cuestas y no podrá escapar a su destino. Y, aunque sería muy remoto que lo metieran a la cárcel, sí es posible que le califiquen como “persona no honesta” que lo llevaría a perder la oportunidad de subirse a un nuevo cargo de elección popular.


         No es un secreto que el “Cártel de los Morales Vázquez” goza de mala fama desde su hermano mayor PLÁCIDO HUMBERTO quien dejó amargos recuerdos en su paso como Alcalde de Ocozocoautla, por lo que los mismos “coitecos” no dejaron que CARLOS ganara la elección (1985) a Presidente Municipal, en repudio total a su persona.  


         Quizá ese trauma de haber perdido su elección de Ocozocoautla y dos veces para ocupar la Presidencia del Ayuntamiento de Tuxtla, es lo que lleva al “Modosito” a actuar con desprecio a la población, aferrarse al poder y aprovechar la oportunidad para convertirse en uno más de los nuevos millonarios de Chiapas. Los antecedentes de enriquecimiento escandaloso de sus antecesores alcaldes capitalinos lo hacen merecedor de seguir el mismo camino de descaro, desvergüenza y corrupción.


         Lo que es seguro es que a CARLOS MORALES le alcance el karma por todas las atrocidades que ha cometido desde su incursión en la política, como aquella de haber operado en contra de JULIO CÉSAR GARCÍA CÁCERES para destituirlo de la alcaldía tuxtleca (1991-95) y así quedar bien con el entonces Gobernador JULIO CÉSAR RUIZ FERRO, quien lo había sentenciado al desafuero. En la mascarada contra el famoso “Chimbo” participaron también las diputadas: BECKY ÁLVAREZ RINCÓN y LAURA FARRERA GUTIÉRREZ.


         CARLOS MORALES VÁZQUEZ era entonces diputado local con las siglas del PRI en la LVII Legislatura (1991-1995) con la venia del Gobernador por 69 días, EDUARDO ROBLEDO RINCÓN y al servicio del interino JULIO CÉSAR RUIZ FERRO, aquel que fue destituido por causa de la masacre de Acteal, municipio de Chenalhó, el 22 de diciembre de 1997, cumpliendo también su karma.


         Hoy el hijo del “Zopi de Coita” está metido en un berenjenal de conflictos de intereses, abuso de autoridad, violencia de  género  y corrupción que de hecho lo sacan de la posibilidad de participar en el proceso electoral para reelegirse como alcalde, ser diputado federal o cuando menos legislador local por segunda ocasión en ambas. Su actitud de “Modosito” y rastrero servil, le permitió engañar al poder en las diversas versiones de gobernadores como MANUEL VELASCO COELLO quien lo hizo Secretario de Medio Ambiente y ahora Presidente Municipal de Tuxtla.


   Viene el tema debido a la sanción impuesta por la Comisión Permanente de Quejas del Instituto Electoral y Participación Ciudadana en contra de CARLOS MORALES VÁZQUEZ en el “Procedimiento Especial Sancionador” por violencia política y de género contra la mujer, que interpuso la Regidora ADRIANA GUILLÉN HERNÁNDEZ, que lo obliga a pagar una multa aproximada de 217 mil 200 pesos, proporcionar una disculpa pública, con lo que además le declararían la “Pérdida de Presunción de Modo Honesto de Vivir”, que de tajo le impediría participar en las elecciones durante tres años, incluido el presente del 2021.


         La mala fama pública que ha construido el Alcalde de Tuxtla a partir de su llegada –y desde antes— a ese cargo, deviene en múltiples supuestos actos de corrupción y enriquecimiento ilícito como el contrato renovado con la “empresa basura” PROACTIVA-VEOLIA a la que le paga millones de pesos mensuales (27, dicen en los mentideros políticos), de los que se presume, se lleva más del 10 por ciento.


         Se debe recordar que CARLOS MORALES VÁZQUEZ se erigió en el “defensor de la honestidad” al asumir la alcaldía, denunciando a sus antecesores FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR y JUAN SABINES GUERRERO. Pretendió también equiparar su gestión municipal a la de su “Mesías” Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y hacer los negocios al margen de la ley, como “ya saben quién".


  Así, el Presidente Municipal de Tuxtla otorgó un contrato de manera directa, violando la ley de adquisiciones, por 28 millones de pesos en la compra de 3 mil 834 contenedores para basura a su “empresa favorita” PROACTIVA-VEOLIA, lo que implica un acto más de corrupción y abuso de autoridad. Es por eso que CARLOS MORALES tiene pendiente un proceso administrativo promovido desde la Comisión de Vigilancia de la LXVII Legislatura del Congreso de Chiapas y radicado desde el mes de junio pasado en la Auditoría Superior del Estado, que lo mantiene en una reserva sospechosa.


         En la lista de irregularidades cometidas por el Alcalde de Tuxtla Gutiérrez, CARLOS MORALES VÁZQUEZ hay muchos de abuso de autoridad, intentos de incrementar el costo de la tarifa del servicio de agua y predial; opacidad en el manejo de los recursos obtenidos en los giros negros de cantinas, piqueras, burdeles, panteones y mercados, entre otros negocios del Ayuntamiento que ha hecho como empresa personal.


    Queda pendiente investigar aquel sospechoso caso del préstamo por 105 millones de pesos solicitado a BANOBRAS en el mes de diciembre de 2018, a solo dos meses de haber tomado el mando en el Ayuntamiento. Alegó que sus antecesores LUIS FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR y el Alcalde Interino CARLOS MOLANO, no le dejaron dinero para pagar el aguinaldo y las dos quincenas de ese fin de año. Lo cierto es que esa versión le fue desmentida con documentos, por lo que hay un sospechoso acto de corrupción en esa transacción en la que fue asesorado por el Tesorero Municipal, CARLOS GORROSINO HERNÁNDEZ.


         Con todos estos datos negros de la biografía política de CARLOS MORALES VÁZQUEZ, de ninguna manera debe ser candidato para un puesto de elección popular, cargo político o administrativo, ni hoy ni nunca…


Se acabó el mecate… Y ES TODO.


 





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA