LUNES 30 DE NOVIEMBRE, 2020
Una hasta el fondo
GIL GAMÉS
CDMX
Jueves 19 de Noviembre 2020, 0:22 hrs
Francisco
Gómez Maza
Gil
Gamés
Héctor
Estrada
Rene
Delios
Ángel
Ksheratto

Una hasta el fondo | GIL GAMÉS
CDMX, a 19 de Noviembre de 2020

Mí no comprende

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil admitió que no entiende nada de la plaza pública mexicana. No sabe por qué su general Cienfuegos fue descargado de los delitos que le imputaban en Estados Unidos y puesto de regreso a México. Ignora si logramos un arreglo con nuestras fuerzas armadas o un desarreglo con el gobierno de Biden, o al revés. Desconoce si la DEA, la CIA, o la manga del muerto intervinieron inconstitucionalmente en México. Pobre Gamés, nada comprende: de que si Trump, de que si Biden, de que si ojetes, de que no mmr, de que devuélvanos a nuestro general. Marcelo Ebard seguro sabe, vamos a preguntarle. Oiga, Marchelo, ¿cómo fue?, porque Gilga no sabe decirle cómo fue. Qué problema.


Una nota de José Antonio Belmont en su periódico MILENIO informa que “la jueza de Estados Unidos, Carol B. Amon, accedió a retirar los cargos al general Salvador Cienfuegos Zepeda, ex secretario de la Defensa Nacional señalado por narcotráfico, en modalidad de producción, transporte y distribución de droga, así como lavado de dinero”. Al emitir su resolución, la jueza Amon enfatizó que no hay evidencia ni sospecha de que México no llevará a cabo una investigación. En la Corte Federal de Brooklyn, estuvo Cienfuegos, acompañado de su abogado, Edward Sapone, además del propio fiscal del Distrito Este de Nueva York, Seth DuCharme.


Jueza


La jueza Amon preguntó al fiscal si esta decisión se tomó al más alto nivel del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y en respuesta, Seth DuCharme aseguró que el acuerdo con el gobierno de México fue concretado por el propio fiscal general William Barr.


El abogado de Cienfuegos, Sapone, aseguró que el general aceptaba la moción para desestimar los cargos y cuando el ex titular de la Sedena fue cuestionado por la jueza Amon, éste contestó a todo con un “sí, señora”.


Gil insiste: nada sabe, nada comprende. Estamos ante un ser perdido en el espacio cuyo nombre es Gil Gamés. La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que la decisión de la jueza es una muestra de la “solidez de la relación bilateral (de México) y la confianza del gobierno de Estados Unidos en las instituciones de justicia mexicanas”.


Me lleva patas de cabra, caviló Gilga: primero detienen a nuestro general, luego lo ponen en libertad, luego nuestras relaciones bilaterales mejoran como la pandemia en ambos países. ¿Estamos locos? 


El director general para América del Norte, Roberto Velasco, destacó la decisión de la jueza Carol Amon de conceder la desestimación de cargos contra el ex secretario de la Defensa Nacional. A través de su cuenta de Twitter, el funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) compartió la decisión de la jueza.


Nada oculto


En la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que "no hay nada oculto en la negociación con Estados Unidos para retirar los cargos a Cienfuegos, pues aseguró que no es un acuerdo de impunidad (…) Es por tanto una decisión que reconocemos positivamente y que debe dar lugar a que la cooperación se mantenga sobre la base de respeto a la soberanía y la jurisdicción mexicana; sean delitos, investigarlo, sustentarlo en su caso, debemos ser quien resulte responsable procesado ante la autoridad mexicana". Bien, Gil se envolvió en la bandera mexicana y se lanzó desde el mullido sillón.


Ebrard informó e insistió que Cienfuegos será repatriado para continuar su proceso en México como un “mexicano que no tiene cargos, no como un acto de impunidad, sino de respeto a la soberanía”. Gil se envolvió en la bandera y se tiró por segunda vez desde el mullido sillón.


Usted lectora, lector, lectere, ¿ha entendido algo? Gamés tampoco. Ebrard: “Esta acción significa que las bases que existen de cooperación en materia de seguridad habrán de mantenerse, porque solo pueden existir si hay respeto a la soberanía de México, por consiguiente, reconocemos esta resolución del fiscal general de Estados Unidos”.


Final feliz: “En un comunicado conjunto, ambas instancias señalaron que esta solicitud se da “en reconocimiento a la sólida asociación institucional entre México y Estados Unidos, y con el interés de demostrar nuestro frente unido contra todas las formas de criminalidad”. Un grito desgarrador destruyó el silencio del amplísimo estudio: ay, mis hijos: confusos, profusos, difusos y opacos.


Todo es muy raro, caracho. Como diría Antoine de Saint-Exupéry: “Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer”.


Gil s’en va





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA