LUNES 30 DE NOVIEMBRE, 2020
Crónicas Condenadas
ORSON GE
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Miércoles 18 de Noviembre 2020, 6:30 hrs
Francisco
Gómez Maza
Gil
Gamés
Héctor
Estrada
Rene
Delios
Ángel
Ksheratto

Crónicas Condenadas | ORSON GE
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 18 de Noviembre de 2020

Donald Trump Sí Ganó La Elección

No me lo tome a mal, ni me malentienda: si todo sale según lo previsto, será Joe Biden quien ocupe la Oficina Oval el próximo 20 de enero.


Las tendencias son claras, y los resultados electorales son prácticamente irrefutables. Tampoco hablamos de fraude, los observadores internacionales acusan una transparencia notable en el proceso de conteo de votos.


Lo que es más, quienes señalan fraude, trampas y demás tropelías en el proceso electoral de los Estados Unidos no han logrado presentar ni una sola prueba tras 9 días de confirmarse lo que las encuestas venían pronosticando: los Estados Unidos volverán a ser gobernados por un presidente demócrata.


Con todo ello, Donald Trump vuelve a hacer otro negocio histórico: su propia institución política.


Y no lo tome a la ligera, el todavía presidente es un hombre que si de algo sabe es de negocios.


En días recientes, Donald Trump anunció que levantaría un fondo para sustentar sus actividades políticas futuras. Y la búsqueda por rescatar literalmente lo que sea en esta elección es clave para la construcción de ese organismo.


No en vano los resultados de la elección de este año lo avalan como el presidente en funciones más votado de la historia de su país para ser reelecto, aunque esto no le haya alcanzado para vencer a su rival; más de 70 millones de ciudadanos americanos votaron por la continuidad de Trump.


De no ganar esta elección, cosa que es demasiado probable, lo veremos buscando una nueva oportunidad en la Casa Blanca, y será no sólo una piedra en el zapato de Biden, sino un azote en el aparato mediático norteamericano, tal como sucedió en el mandato de Obama.


Para Trump casi cualquier cosa es un negocio, incluso él mismo. Si hay dólares de por medio, no reparará en hacer lo necesario para acaparar la mayor cantidad, y la política ha sido un excelente vehículo en las aspiraciones del magnate niuyorquino.


Un nuevo instituto político, u organización con fines electorales no suena mal en el panorama de un hombre de negocios con más de 70 millones de simpatizantes, y no pocos de ellos dispuestos a aportar un jugoso botín monetario, en pos del reclamo de "justicia electoral" alimentado por discursos, que a pesar de hasta ahora no presentar pruebas, han quedado impregnados en las voluntades y la mente de muchos votantes que piensan que su voluntad democrática no está reflejada en el resultado que colocó a Joe Biden como el presidente número 46 en la historia de uno de los países con una democracia anticuada, pero al mismo tiempo robusta y funcional.


Literalmente, es una idea millonaria.


Con todo esto, no piense que por ver a Biden tomar posesión dentro de un poco más de 60 días, nos hemos librado de las locuras y los desplantes de uno de los presidentes más erráticos -y mediáticos- en la historia de los Estados Unidos, a esta historia todavía le queda un rato.


Y no lo descarte, un primer período demócrata complicado o de malas decisiones podría abrirle la puerta nuevamente al millonario, quien es elegible para poder volver a postularse y concretar sus aspiraciones para un segundo término.


¿Ve como sí ganó Trump?





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA