MARTES 20 DE OCTUBRE, 2020
Cotidianas
KYRA NÚÑEZ
Ginebra, Suiza.
Sábado 03 de Octubre 2020, 2:50 hrs
@zolliker
Francisco
Gómez Maza
Héctor
Estrada
Gonzalo
Núñez De León

Cotidianas | KYRA NÚÑEZ
Ginebra, Suiza., a 03 de Octubre de 2020

Objetivos de Bejing 1995 no se han cumplido: mujeres siguen lejanas del poder, justicia e igualdad

Urgen en la ONU en el marco de su 75 aniversario, a finiquitar las tareas pendientes de la IV Conferencia Internacional de las Mujeres - Beijing 1995 y a echar atrás a quienes intentan retroceder los derechos logrados, como aludió el Secretario General Antonio Guterres durante la inauguración de la ceremonia conmemorativa de aquella conferencia considerada un hito en la historia del feminismo universal.


Es un problema complejo. Ciertamente. Es una cuestión de poder y de estructuras de poder empecinadas en la supremacía de un género, el masculino. Exacerbado por la inesperada ocurrencia de una pandemia global que ha trastocado todos los niveles de supervivencia y desarrollo. Y utilizado con selectiva miopía para no enfrentar de cara la desigualdad de género, el retroceso de los pocos avances en igualdad entre mujeres y hombres, y el desproporcionado aumento de la violencia contra mujeres y niñas y el feminicidio. Tal como dijo el Presidente de la Asamblea General de la ONU, Volkan Bozkir, “El mundo debe reconocer que el poder de las mujeres no es una amenaza sino la posibilidad de desarrollo, de paz y de justicia”. 


Dicha igualdad “es fundamentalmente cuestión de poder” coincidió Guterrez con miles de voces de feministas que así lo reclaman y exigen, como él mismo también lo hizo, acciones afirmativas y cuotas para que el poder sea ejercido en paridad, dado que con ello se lograría la paz, la estabilidad y el desarrollo sustentable. Hay ya dos generaciones de feministas, la de México en 1975 y la de Beijing en 1995 que siguen a la espera de la igualdad en todo; ¿Cuándo llegará, en 2030 con las metas del desarrollo sustentable, o para los 50 de la Conferencia de Beijing o para los 100 años de la ONU? preguntó en alta voz Bozkir.


Una de las estrategias para tratar los pendientes fue realizar en 2020 el Foro Generación Igualdad Beijing+25, co-liderado por México y Francia, para expeditar el camino, pero la pandemia Sars-CoV-2 mandó el programa a 2021 al tiempo en que las consecuencias del Covid-19 han sido un duro empujón al retroceso las ambiciones visionadas por las mujeres, hechas promesas por los gobiernos hace 25 años de lograr la igualdad de derechos; la actualidad es su negación. 


Un hecho quedó claro: el poder del reclamo de las organizaciones de la sociedad civil, a quienes la ONU les rindió tributo. “Son sus voces críticas que nos llevaron a Beijing para adoptar la plataforma de acción; deben continuar, sus espacios están asegurados” expresó Bozkir. 


Y mientras el mundo se conectó este jueves 1º de octubre vía digital para las tradicionales expresiones de la diplomacia en México la que lleva las riendas de la política interna, Olga Sánchez Cordero, insistió en los actuales problemas nacionales: desigualdad y violencia de género. Las advertencias de que la pandemia acentuaría la represión de derechos de mujeres y el machismo han sido confirmadas al llegarse a los seis meses del Covid-19. 


Mismo lugar y ocasión en que la titular de la CEPAL, Alicia Bárcenas, reiteró su alerta institucional de que la desigualdad en América Latina y el Carible “tiene rostro de mujer” consecuencia estructural de la distribución inequitativa del poder, de los recursos, del tiempo, de la riqueza y están en la base de la insostenibilidad de nuestro estilo de desarrollo dominante” dijo durante cierre de trabajos en el INEGI.


 


Pero como muchos que viven en la esperanza, tal el caso del Secretario General de la ONU, hay la oportunidad de construir un mundo mejor; en el caso de México y América Latina, la Secretaria de Gobernación deseó: “una nueva región latinoamericana más justa y feminista, sí es posible”.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA