MARTES 17 DE SEPTIEMBRE, 2019
Cotidianas
KYRA NÚÑEZ
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Martes 12 de Marzo 2019, 0:03 hrs
Héctor
Estrada
Ángel
Ksheratto
Francisco
Gómez Maza
Gonzalo
J. Suárez
@zolliker
Armando
Rojas Arévalo

Cotidianas | KYRA NÚÑEZ
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 12 de Marzo de 2019

La marea verde ¿Marea a AMLO?

Una gran pancarta por cada una de las heroicas mexicanas, sor Juana Inés de la Cruz, Josefa Ortíz de Domínguez, Leona Vicario, Elvia Carrillo Puerto y Carmen Serdan, engalana la panorámica del Palacio Nacional el viernes 8 de marzo, fecha conmemorativa del valor de mujeres en el mundo que con luchas nos dieron libertad y derechos.


Las gestas heroicas que nos dieron derechos políticos por ejemplo, siguen sustentándose acompañadas de otras exigencias como el ejercicio de nuestros derechos sexuales y reproductivos incluyendo la demanda de aborto legal en todo México.


El derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra fertilidad se representa con pañoletas verdes que nos ponemos cuantas veces sea necesaria.


Le dicen ahora “la marea verde” por lo masiva que es.


Creo que ese 8 de marzo la marea verde mareó al Presidente Andrés Manuel López Obrador durante el desayuno para conmemorar el día feminista con el lema “Mujeres Transformando Mexico” organizado por la SEGOB y el INMUJERES.


Más de 300 mujeres nos dimos cita tempranera.


Los hechos que me gustaron:


El primero fue el discurso cien por ciento de política feminista de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.


El segundo fue el podium donde tomaron asiento el Presidente Andrés Manuel López Obrador y más de una docena de mujeres, entre las que estuvo una jovencita con demandas de mujer adulta, una pilota militar, una afanadora, una mujer indígena, así como legisladoras y directivas del INMUJERES y de ONUMUJERES.


El tercero la valentía de las integrantes del Consejo Social del INMUJERES a la que se unieron algunas de las consejeras Consultivas que vinieron de sus estados exprofeso para el evento, que durante toda la ceremonia formal de discurso tras discurso, mantuvieron en alto su pancarta con la leyenda “Sr. Presidente la transformación que el país necesita se construirá también con las mujeres que desde la sociedad civil estamos comprometidas con la igualdad, el desarrollo, la justicia y los DDHH”.


El cuarto fue otro acto de libertad de expresión cuando la diputada Martha Tagle y otras compañeras también se plantaron frente al Presidente de México cuando se lanzó con un discurso que nos dejó atónitas, con una manta que decía “Por los derechos de las mujeres ni un paso atrás”.


El quinto fue el cabello coloreado de verde de una reportera llamada Verónica.


El sexto, la gran cantidad de mujeres portando sus bandanas verdes con la leyenda por el aborto legal -trapos, les llamó disgustada una senadora del Morena.


Y bueno, termino con mi lista (tengo muchos gustos más) diciendo que me gustó la cantidad de gatos paseando, corriendo, comiendo y algunos durmiendo (de seguro estuvieron en la rueda de prensa mañanera de AMLO) en los lindos jardines del Palacio Nacional.


Y lo que no me gustó:


Primero el que la indígena guerrerense Felicitas terminó sus pocas palabras diciendo que no podía hablar más porque le dijeron que debía ser breve pues el Presidente tiene mucho qué hacer. Fue una grosería; me recordó la visita de horas de Fidel Castro a México donde se le dijo “comes y te vas” en tiempos de Vicente Fox. Pero este acto lo considero peor.


El segundo fue que en una mesa donde se encontraban mujeres, imagino que muy católicas, fuera evidente una Biblia y una imagen de la virgen de Guadalupe; no era el caso.


El tercero fue el discurso del propio Presidente López Obrador. Fue obvio que me iba a impresionar cuando la carpeta, conteniendo sin duda su discurso, se la entregó a una edecán. ¡Oh no! me dije. Tuve razón. Aunque empezó bien indicando que el gobierno trabajará con las mujeres y por la igualdad y la protección de sus conquistas, luego luego se contradijo para referirse a que los temas polémicos de las mujeres -esquivando sin embargo el ser sincero y decir el aborto, para empezar con la demanda más actual y candente- serán sometidos a consulta popular.


No puedo explicarme por qué el mandatario se esfuerza en hacerse bolas de perspectiva de género. Igual se mantuvo atento a los discursos de Nadine Gasman, la nueva titular del INMUJERES, de Malu Micher y Wendy Briseño, titulares de las comisiones de género en el senado y en la diputación federal, de las otras oradoras, de los reclamos públicos de sus invitadas, de lo que leía en las pancartas, en fin, había mucho que le hubiese clarificado la óptica feminista y de género y nada, no se dio por aludido.


Ojalá que le ayuden a cambiar de opinión -como fuera en los casos de su pretendida cancelación de recursos para las organizaciones de la sociedad civil y del cierre de las estancias infantiles- porque de verdad, muchas muchas mujeres consideramos que nuestros derechos humanos no son para ser sujetos de consulta sino de usufructo y respeto, incluyendo aquel de decidir sobre nuestros propios cuerpos.


En fin, como escribí en anterior Cotidiana, me fui con una maleta llena de expectativas pero en realidad regresé con muchas frustraciones.


De todos modos, gracias por la invitación que me permitió regresar de visita a Palacio Nacional.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA