SÁBADO 25 DE MAYO, 2019
Editorial
EDITORIAL
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Jueves 14 de Febrero 2019, 0:55 hrs
Francisco
Gómez Maza
Leonel
Durante
Héctor
Estrada
Gonzalo
J. Suárez
Armando
Rojas Arévalo
Editorial

Editorial | EDITORIAL
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 14 de Febrero de 2019

El señor “Chingadazos”

La risa burlona de quien gobierna a los maestros no se borrará mientras se siga solapando el chantaje disfrazado de una lucha justa, mientras los miles de maestros no terminen de quitarse la venda que les cubre los ojos, esa misma que les han vendido como estandarte de seres combativos ante un escenario deplorable lleno de injusticia. 


La experiencia debe hacerles ver que lo que les presentan como injusticia no es más que un producto creado por el señor Chingadazos, sus antecesores y quienes durante seis años gobernaron a Chiapas cubiertos con el manto del cinismo. 


Es cierto que la creación de reformas estériles vulneró al país, sobre todo a los estados más pobres como Chiapas, donde la educación, los maestros, la miseria y la desgracia, son los temas que menos le importan a quienes están en el poder, esos mismos que encontraron en la desdicha una empresa para amasar riquezas, acrecentar su ego, su poder y sus deseos más obscuros.


Mientras la base trabajadora siga sometida a estrategias a modo, ni la educación ni sus derechos laborales y humanos serán respetados, por el contrario, esa risa, ese sarcasmo y la cartera de dos o tres comandos especializados en el arte de la mentira y el engaño seguirán creciendo y reproduciéndose en la figura de quienes tomen la batuta sindical “democrática”.


Bien dicen que nadie sabe para quién trabaja, mientras los maestros exponen sus rostros ante la lente de cámaras y el cansancio social que los tacha de haraganes, delincuentes, irresponsables, y además les cargan la responsabilidad de la ignorancia que gobierna al estado, él mantiene reuniones privadas y llamadas telefónicas para vender su producto, el mismo al que llama: Movimiento Magisterial y Popular. 


La empresa se ha ido haciendo de sucursales pequeñas, con trabajadores encapuchados fanáticos del secuestro de propiedades de la iniciativa privada; sí, jóvenes engañados que creen que su futuro será diferente a costa de pintas, chantaje, hurto y consignas que contradicen sus estrategias. 


Jóvenes que ansían verse frente a un grupo de clases en alguna escuela de la comunidad de la que provienen, ofreciendo esperanzas a sus paisanos, pero no se dan cuenta que lo único que están haciendo es trabajar para el que se ríe bajo las frases de Ernesto Guevara, “El Che”.


El profesor, también se ha adueñó del malestar de aquellos maestros que fueron sometidos por “La Reforma Peñista”, convirtiéndolos en soldados de la lucha que ofrece en venta a quienes verdaderamente toman las decisiones en el estado y el país.


Mientras la masa magisterial siga doblegada, el señor Chingadazos seguirá riendo.


Por Lennyn Flores, pluma invitada...





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA