MIÉRCOLES 12 DE DICIEMBRE, 2018
Cotidianas
KYRA NÚÑEZ
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Lunes 12 de Noviembre 2018, 6:05 hrs
Héctor
Estrada
Francisco
Gómez Maza
Ángel
Ksheratto
@zolliker
Kyra
Núñez

Cotidianas | KYRA NÚÑEZ
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 12 de Noviembre de 2018

LA SEÑORA DE LOS VOLCANES: SILVIA RAMOS HERNÁNDEZ

La doctora en vulcanología y sismología Silvia Ramos Hernández fue postulada por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas para Premio Chiapas en Ciencia 2018.


Se ignora cuántas mujeres han sido postuladas desde 1951 cuando el gobernador Francisco J. Grajales estableció el Premio Chiapas para darle valioso reconocimiento a las personas, chiapanecas, mexicanas o extranjeras, que se hayan dedicado a impulsar el bienestar de la población y al progreso del estado. La Dra. Ramos Hernández ha dedicado su profesión al servicio de Chiapas desde hace 36 años así como a la investigación y la docencia.


En estos 66 años de existencia del Premio Chiapas, ya como premio único o en artes y ciencias, únicamente seis mujeres han sido reconocidas: Rosario Castellanos, en Arte, en 1958; Gertrude Duby, en Ciencias, en 1980; Petrona De la Cruz, en Arte, en 1992; Elva Macías, en Arte, en 1993; Beatrice Maza, en Arte, en 2009; y Rocío Meza, en Ciencias, en 2011.


Aunque es difícil encontrar la información ordenada sobre recipiendarios del premio, se puede estimar que 96 son los hombres que lo han recibido hasta 2016 -en 2017 no hubo convocatoria.


Me permito resaltar algunos datos de la Dra. Ramos Hernández, considerada una de las 25 mujeres más influyentes en el estado, tomados del capítulo “Chiapas, pionero en la educación sobre ciencias de la tierra, dice la otra señora del Chichón” en mi libro “Nuestro Chichón, a treinta años de sus erupciones” (Coneculta-Chiapas, Col. Confluencia, 2012).


La vida de la doctora Silvia Ramos Hernández a la vulcanología y sismología de Chiapas está ligada a través de las erupciones del volcán El Chichón en 1982, cuando a la mitad de la preparación de su tesis de maestría sobre suelos volcánicos, fue advertida de la entrada en actividad de este “volcán raro” tanto por no encontrarse incluido en el llamado cinturón del fuego del mundo como porque se creía “dormido” aunque luego se supo que siempre estuvo activo. Así que se vino a investigar primero que hacía un volcán en el norte del estado y luego a establecer todo un sistema para la prevención de riesgos.


“Este suceso es el parteaguas en mi vida profesional” decidiendo regresar en 1992 a su estado natal a dedicarse a trabajar en lo que sabía, la vulcanología y desde entonces Chiapas empezó a enriquecerse de la sabiduría, dinamismo, pro activismo y tesón de la Dra. Ramos Hernández. Entre sus aportaciones al desarrollo estatal estuvo coadyuvar para la toma de conciencia de la política medioambiental y para la creación de un sistema de vigilancia de volcanes y de actividad sísmica, el primero del país. Su importancia fue reconocida por el gobierno del estado y por la UNICACH en la primera década del nuevo milenio, a partir de que se aceptó que el Chichón era “de mucho cuidado”.


Empezó de cero porque desde antes y hasta las erupciones del Chichón, nada se había hecho ni se vigilaba, pero luego de “tocar piedras y rocas” logró el sistema de vigilancia de los dos volcanes activos en nuestro estado, el Chichón y el Tacana, en forma sistemática, junto con el monitoreo de la geoquímica del cráter y laguna del primero, con temperatura hasta de 90 grados y súper ácida, seguido del semáforo de alerta sísmica.


La Dra. Ramos es activa; no solamente su pasión es la investigación sino que tiene su parte de espíritu aventurero, pues desde los años 90 baja a la laguna verde esmeralda unas seis veces al año a tomar muestras para luego analizarla.


No es que podamos dormir tranquilos porque tres estaciones sísmicas vigilan los dos volcanes pero ayuda, incluso con el monitoreo en tiempo real; logros entre 2004 y 2005 con el apoyo de la UNICACH. Pero hay otros fenómenos que la atraen: sismos, deslizamiento de laderas, inundaciones que deben ser vigiladas, por ello en 2009 puso en marcha la licenciatura en Ciencias de la Tierra porque si bien ella continúa bajando a lagunas no siempre será así, se requiere el relevo. Esta carrera incluye cuencas y cambio climático y es pionera en todo el país.


A cada quien su gusto. Si para unos la diversidad cultural de nuestro estado les hace relamerse con el turismo, para la Dra. Ramos, Chiapas es un laboratorio magnífico por contar con dos volcanes activos, varios extintos, sismos y otros fenómenos de riesgo propios de la tierra, pero  también porque es antrópico, pues la vulnerabilidad también es generada por la sociedad.


Parte de su trabajo es social. Enseñar y acompañar a las poblaciones a convivir con su entorno volcánico o sísmico a pesar del sistema de vigilancia que previene a medio millón de personas alrededor de el Chichón y el Tacana.


“La vulcanología es mi pasión. En mi infancia en San Cristóbal de las Casas, los cerros Huitepec y Guadalupe me atraían por impresionantes, con sus estratos preciosos y una gran belleza escénica. Estudié los dibujos del profesor Webber y de grande opté por los suelos volcánicos porque son los más fértiles y por eso los asentamientos humanos están cerca; sus gentes viven ligados a ellos entre religión, mitos y leyendas como la de Pyogba Chuwe o señora del volcán el Chichón. Todo ello me fascina. El volcanismo nos permite entender nuestra existencia y de hecho, la madre de todas las rocas es la volcánica. Me apasiona porque es una manera de conocer el interior de la tierra pues los movimientos volcánicos nos hacen saber que somos dinámicos y que hay ciclos que se renuevan por ejemplo, con una erupción”.


En Chiapas no había donde estudiar lo que la Dra. Ramos Hernández quería, por ello se fue a la UNAM pero no se quedó trabajando en la capital del país a pesar de las ofertas sino que viajó, siguió estudiando y observando ese campo de conocimiento y regresó. No podría dudarse que gracias a su dedicación el estado es pionero en la protección social, el monitoreo de volcanes y sismos y en la educación sobre ciencias de la tierra.


Continuará





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Presidente del Consejo
de Administración:
Gonzalo Núñez de León.
Director General: Rodrigo Yescas Núñez.

Presidente del
Consejo Editorial:
Harvey Gutiérrez Álvarez.
Director Comercial: Eliseo Maheda López.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA