VIERNES 16 DE NOVIEMBRE, 2018
Opinión
JONATHAN GARCÍA
California, EUA.
Miércoles 20 de Julio 2016, 0:42 hrs
Francisco
Gómez Maza
@zolliker
Héctor
Estrada
Armando
Rojas Arévalo
Kyra
Núñez

Opinión | JONATHAN GARCÍA
California, EUA., a 20 de Julio de 2016

“El libro de Ana y el libro de Carmen.”

A finales de junio de 2016, Alfaguara publicó a Carmen Boullosa El libro de Ana. Cuando supe esto, no pude evitar rebozar el entusiasmo y en pocos días lo tenía en mis manos. Mientras llegaba a mí y ya al tenerlo, me preguntaba de qué iba éste, y al saber que versaba sobre la Ana de Tolstoi hilé más ideas para seguir construyendo mis concepciones sobre Carmen; desdoblando y desplegando a la historia, a la época prehispánica, los negros en México, a la guerra de Calderón vs el narco, a Texas, y ahora a Tolstoi… Aunque ella no se considere una novelista histórica especialista en ese género. En cuanto al libro de Ana (El libro de Ana), en búsqueda del viejo y especial retrato de la Karenina en la bodega de los Karenin, se descubre una caja perteneciente a la suicida, que contiene dos manuscritos realizados por ella misma, uno de ellos, el libro que “retoma las tramas de los cuentos para niños”, y que el lector atinadamente podría descifrar y caer en la cuenta de que retrata la emoción especial de la primera autora, Ana.


La BBC ha dicho de Boullosa que es una de las autoras contemporáneas más destacadas de México, tan solo en el año en que yo nacía, ella era becaria Guggenheim. Procuro hacerlo en brevísimo, Carmen Boullosa ha publicado 17 novelas bajo sellos editoriales claves de habla hispana, cinco recopilaciones de poesía, tres libros de ensayos, tres volúmenes de obras de teatro. Sus novelas han sido publicadas por editores claves, su obra ha sido traducida a más de diez lenguas. Recibió el Premio Xavier Villaurrutia de México, el Liberatur (Frankfurt), el Anna Seghers (Berlin), y el Premio de Novela Café Gijón (España). Ha participado en festivales y ferias de libro o culturales en Europa, el Caribe y Latinoamérica. Hace casi cuatro meses decidió concluir su colaboración en El Universal, luego de siete años de compartir sus letras. Setenta tesis académicas doctorales y varios están dedicados a su obra. Ha sido profesora visitante varias universidades a nivel internacional.


El cuidado de Boullosa en los detalles y la especialidad en adentrarse en la historia para hacer más ficción, podemos notarlos en una de las aristas que dieron pie -la guerra civil- a la emergencia de la Unión Soviética y al movimiento comunista que rechazó el orden, dando vida en algunas páginas a una líder, desde entonces desdibujada, y como siempre, del mapa social y político, y claro, un “pez grande”. Clementine “es cauta y furiosa como sólo sabe serlo una ballena”, una radical que solamente pedía un trato digno para las mujeres trabajadoras, quien dejó “la aguja por la espada” y otros trucos…El talento de Carmen, el libro de Carmen, se adentra en una primera ficción para jugar con esa primera ficción y la vida real, y luego hacer su ficción; “[s]u gusto innato es por las personas que no provienen de alguna novela”, “[s]ería imposible intentar enumerar las diferencias entre las dos mujeres, porque para ello haría falta detenernos en todas sus características. Hay una diferencia que no se puede dejar pasar: […] es un personaje de ficción y Claudia no.”. Incluso, hay personajes que saben la realidad existente -en la ficción- gracias a otra pluma, o que ellos mismos pueden sentirse “humanos”, que pueden modificar o moldear un mañana de un pasado ya escrito, sintiendo la música, por ejemplo. Incluso en esta ficción, el Zar mata a la superstición. Boullosa y sus personajes dialogan, discuten con Tolstoi; se incita al escritor a dar una orden, como si fuese más escritura para una segunda parte… Se tientan los principios de Tolstoi, apela a la ética, ¡da en el blanco! Tentado el escritor, recobra conciencia y da una voltereta, ahora él tienta a los personajes a que ellos mismos puedan seguir escribiendo…  


La escritura es fluida, es una novela bien escrita que denota la madurez de la autora mexicana, y su origen. Como se menciona en la contraporta y en esta introducción, la temática infantil -que alguno pudiera vislumbrar a Carrol-, “retrata la exasperación de su ánimo”, es decir, de la Karenina. El libro de Ana ha sido esa constante en las letras de Boullosa, como dijo al despedirse de las páginas de El Universal, “tome con libertad el tema, personaje, historia, anécdota, poema, película o leyenda urbana para revisarlo, y ver el presente opaco desde su prisma (a veces rompiéndome la crisma)”; lo hace decididamente, lo realiza con estudio, meticulosa. No sé si también El libro de Carmen tiene el “nexo que hay entre autor y su personaje [con] cualidades simpáticas como ningún otro lazo”. Carmen Boullosa usa su sello sin percatarse, como lo diría Alfonso Reyes de Nervo (“Transito de Amado Nervo”), y que, en una lámina transparente, circula “cierta idiosincrasia [-como percibí en algunas de sus páginas-] de expresión, sutil y lejana, pero real”, así que la maestría de palabra ha obrado sola.


 





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Presidente del Consejo
de Administración:
Gonzalo Núñez de León.
Director General: Rodrigo Yescas Núñez.

Presidente del
Consejo Editorial:
Harvey Gutiérrez Álvarez.
Director Comercial: Eliseo Maheda López.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA