JUEVES 28 DE MAYO, 2020
NOTICIAS
REDACCIÓN
Nueva York, Estados Unidos.
Domingo 29 de Marzo 2020, 7:57 hrs

NOTICIAS | REDACCIÓN | Nueva York, Estados Unidos.
"NUEVA York es una zona de guerra"

Por Ali Watkins / The NYT News Service


La primera de muchas llamadas involucraba a un joven de 24 años de edad que tenía fiebre, dolor en el cuerpo y una tos que sonaba como una mezcladora de cemento.


Mientras que los paramédicos de Brooklyn tomaban la temperatura del hombre, casi 40 grados Centígrados, notaron que sus signos vitales apuntaban al coronavirus: un nivel críticamente bajo de oxígeno estaba fluyendo hacia sus pulmones, mientras que su corazón latía con la intensidad de un corredor de maratón.

Fue llevado al hospital más cercano.

Casi inmediatamente llegó la siguiente llamada: una mujer de 73 años con síntomas similares a los del joven. También la llevaron al hospital.

"Es una zona guerra total", dijo uno de los paramédicos.

Días después, otro paramédico, Phil Suarez, fue enviado a dos casas en el vecindario de Washington Heights, en el Alto Manhattan, donde familias enteras, que viven en apretados departamentos, parecían haber sido alcanzadas por el virus.

"Estoy aterrado", dijo Suarez, quien ha sido paramédico en la ciudad de Nueva York por 26 años y participó en las labores de rescate durante los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y luego estuvo en la guerra de Irak.

"Honestamente no sé si voy a sobrevivir. Estoy aterrado de lo que posiblemente ya he llevado a casa".

Mientras los hospitales en Nueva York se encuentran inundados con casos de coronavirus, algunos pacientes son dejados en sus casas porque el sistema de salud no puedo con tantos, de acuerdo con decenas de entrevistas con paramédicos, funcionarios del Departamento de Bomberos de Nueva York y representantes de sindicatos, así como con datos de la ciudad.

En cuestión de días, el sistema del 911 se ha visto abrumado con llamadas de casos aparentemente relacionados con el virus.

Regularmente, el sistema registra alrededor de cuatro mil llamadas para el Servicio Médico de Emergencias al día. El jueves, recibieron siete mil, un volumen no visto desde los ataques del 11S.

Por el volumen, los trabajadores de emergencia están tomando decisiones de vida o muerte sobre qué enfermos llevar a las abarrotadas salas de emergencia y quien parece estar lo suficientemente bien como para dejarlo en casa.

En la escena, deciden qué pacientes deben recibir medidas como RCP o entubación, y qué enfermos están lejos de poder ser salvados.

"No importa de donde seas. No importa cuánto dinero tengas. Este virus amenaza a todos de la misma forma", dijo el paramédico.

La cantidad de trabajo ha marcado un récord para el sistema de 911 de la ciudad, dijo Frank Dwyer, vocero del Departamento de Bomberos.

"Nuestros equipos de emergencia y paramédicos están en el frente de batalla en un momento sin precedentes en la historia del Departamento", valoró Dwyer.

"Lo están haciendo profesionalmente, y lo están haciendo porque se preocupan por sus pacientes. Les importa esta ciudad".

El Departamento dijo que ha empezado a racionar el equipo protectivo para prevenir la escasez.

Hace tres semanas, contaron los paramédicos, la mayoría de las llamadas de Covid-19 eran por dificultades respiratorias o fiebre.

Ahora, el mismo tipo de pacientes, después de haber sido enviado a sus casas desde el hospital, están experimentando fallas en sus órganos y problemas cardiacos.

De la misma manera que los hospitales están clamando por recursos humanos y materiales, el virus ha transformado los procedimientos de los Servicios de Emergencia médicos a un ritmo impresionante.

Paramédicos que en algún momento transportaban a hospitales a personas con síntomas moderados, están pidiendo a la gente a que se quede en casa si no están críticamente graves.

Cuando adultos mayores llaman por un problema médico, los paramédicos temen llevarlos a una sala de emergencia, en donde pueden resultar expuestos al virus.

Además, así como los doctores y las enfermeras, los paramédicos temen que ya hayan sido contagiados y que hayan llevado el virus a sus casas con sus familias.

El 18 de marzo, tres miembros del Departamento de Bomberos dieron positivo por el virus. Para el viernes pasado, 206 miembros tenían resultados positivos.



COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA