LUNES 18 DE NOVIEMBRE, 2019
NOTICIAS
REDACCIÓN
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Viernes 08 de Noviembre 2019, 7:21 hrs

NOTICIAS | REDACCIÓN | Tuxtla Gutiérrez, Chis
ESTARÍA AMLO perdiendo control de México.- Bloomberg

La semana pasada, las calles de Culiacán, capital de Sinaloa, se convirtieron en un campo de batalla: el cartel de Sinaloa se enfrentó directamente al gobierno y ganó. La semana anterior, 13 policías fueron asesinados en una emboscada en Michoacán, probablemente por el cartel Jalisco Nueva Generación.


En general, los asesinatos y secuestros rondan niveles récord y se extienden por el corazón industrial y la capital de México, que alguna vez fueron más seguros.


Se habla cada vez más de que México se convertirá en un Estado fallido.


El aumento de la violencia ayudó a impulsar al Presidente Andrés Manuel López Obrador a la presidencia. Desesperados por una seguridad básica, los mexicanos votaron por el cambio. Prometió un giro sísmico y que terminaría la guerra contra las drogas con "abrazos, no balas".


Sin embargo, casi un año después, la seguridad se ha deteriorado. Los carteles financiados por la droga no son la única amenaza. Decenas de grupos criminales se benefician de la trata de personas, la extorsión, el secuestro y la protección comercial.


Las cosas no mejorarán pronto. El enfoque social de AMLO para prevenir la violencia tomará años para traducirse en un cambio real, si es que funciona.


También tomará tiempo contratar, entrenar y cohesionar a su nueva Guardia Nacional, en las mejores circunstancias.


El prolongado tiroteo que provocó caos en Culiacán se produjo por un intento fallido de cumplir una antigua solicitud de Estados Unidos de extraditar a uno de los hijos del Chapo Guzmán.


Después, AMLO y el Presidente Donald Trump hablaron y reafirmaron la "solidaridad" entre las dos naciones. Pero eso no significa el renacimiento de una estrecha cooperación.


La base política nacionalista de AMLO aún sospecha profundamente de todos los motivos estadounidenses; no es probable que pida ayuda, incluso si la necesita.


Estados Unidos no es inmune a la violencia intensificada en México. Sus costos económicos afectan a fábricas, oficinas y trabajadores estadounidenses cuyos empleos dependen de las exportaciones al sur.


La violencia también exacerbará y acelerará la migración hacia el norte. El personal fronterizo de Estados Unidos ya evidencia un fuerte aumento en las solicitudes mexicanas de asilo.


Entonces, ¿qué deben hacer los dos países? Dejen de preocuparse tanto por la soberanía y concéntrense en lo que salvará vidas; eso es enfrentar al crimen organizado de la mano.


Hacerlo significa revisar y duplicar los cuatro principios de la Iniciativa Mérida: perseguir estratégicamente a los malos, concentrar menos los recursos fronterizos para detener a familias que huyen que en frenar el flujo de drogas, armas y dinero ilícito, y especialmente fortalecer el Estado de derecho y ayudar a las comunidades afectadas.


México, por supuesto, necesita redoblar los esfuerzos y lidiar con sus propios problemas (comenzando con un gran aumento del gasto en seguridad).


Los dos gobiernos necesitan una vez más expandir las partes cooperativas (versus coercitivas) de la agenda bilateral más allá de la aprobación del acuerdo comercial T-MEC.



COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA