MORENA y aliados #Sí tocan al INE: aprueban ‘Plan B’

Por Mayolo López y Érika Hernández

Cd. de México (15 diciembre 2022).- La mayoría de Morena y sus aliados en el Senado consumó anoche un golpe a la estructura del Instituto Nacional Electoral (INE), que, a decir de consejeros electorales, pone en riesgo la elaboración del padrón, el conteo de votos y la fiscalización de gastos, entre otras actividades centrales del sistema democrático nacional.

La reforma aprobada reduce el Servicio Profesional Electoral y, con un nuevo estatuto, fusiona la estructura del INE y los Organismos Públicos Locales (Oples).

De acuerdo con un diagnóstico difundido por los once consejeros del órgano electoral, el llamado «Plan B»elimina la estructura permanente subdelegacional del INE y reduce al mínimo el Servicio Profesional Electoral, lo que impedirá contar con personal calificado para supervisar los comicios.

Al menos 2 mil 175 empleados del Servicio Profesional serán despedidos, cuando las juntas distritales pasen de permanentes a temporales.

Esto representa el 84.6% de las plazas. Además, saldrán otros 2 mil trabajadores administrativos.

Durante la revisión de la reforma, la fracción de Morena sumó a los legisladores del PT, PVEM y PES, con 69 votos a favor frente a 53 votos en contra de la Oposición, incluidos el del coordinador morenista, Ricardo Monreal, y el del presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, Rafael Espino.

«Aclaro que es un asunto estrictamente personal. No soy ingenuo y sé a lo que me enfrento. Lo único que quiero es que se respete la Constitución«, planteó el líder morenista en el Senado, quien tras emitir su voto fue aplaudido y abrazado por legisladores de la Oposición.

Sin armas para impedir el golpe al INE, senadores opositores alzaron pancartas contra lo que calificaron como «traición a la Patria» alentada por Andrés Manuel López Obrador.

«No me vengan con que la democracia nació en el pesebre de la 4T. Bartlett hizo callar al INE un día. Ustedes lo quieren callar para siempre», manifestó en tribuna Germán Martínez, del Grupo Plural.

Clemente Castañeda, coordinador de Movimiento Ciudadano, aseguró que el propósito del «Plan B» es «desmantelar en su conjunto el sistema electoral enfocando las baterías en el árbitro electoral. Hay un profundo odio al INE en esta reforma».

César Cravioto, de Morena, alegó que la reforma busca acabar con los privilegios de grupos de interés, y dejó pañuelos en la tribuna para que los opositores limpiaran «las lágrimas de sus farsas».

Anoche, René Miranda, director del Registro Federal de Electores del INE, presentó su renuncia al cargo, con el argumento de que la reforma impactará en la supervisión del padrón electoral. Además, anunció su retiro el coordinador de Asuntos Internacionales del INE, Manuel Carrillo.

Reponen blindaje a ‘chiquillada’

Por haber votado a favor del llamado «Plan B» electoral, el PT y PVEM recibieron a cambio la llamada «cláusula de vida eterna», que les garantiza la supervivencia como partidos políticos, a través de la transferencia de votos.

El senador Israel Zamora, del PVEM, presentó una reserva para blindar los votos para la chiquillada, a través de convenios de coalición, y obtuvo 58 votos en favor y 49 en contra.

«Estos acuerdos no violan el precepto constitucional. Esta posibilidad se traduce en la facultad que tienen los partidos de realizar coaliciones», manifestó.

Sin los seis votos del Verde y sin los cinco del PT en el Senado, el paquete electoral que debilita al Instituto Nacional Electoral (INE) no hubiera prosperado.

Dicha cláusula había sido desautorizada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se desmarcó de la medida que originalmente fue incorporada en la Cámara de Diputados.

El coordinador del Grupo Plural, Emilio Álvarez Icaza, acusó que este blindaje era «un pago de favores» para que PVEM y PT votaran por el paquete de leyes electorales.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *