Descalificación ipso

Tubo de Ensayo, por René Delios ·

El o la que aparezca de ahora en adelante, mostrando sus intenciones políticas a cargo de elección, va a ser criticado, cuestionado o hasta insultado por parte de los que le van a otro u otra en Morena u otro partido, descalificando su trabajo político y más si es administrativo.

Así, a Claudia Sheinbaum o a Adán Augusto -por citar a personajes en los dos niveles de gobierno-, les dicen de todo y hasta los hacen culpables de los males de México, a la usanza de la impunidad que hoy existe en las redes sociales, en las que se ha exhibido sin ningún rubor la vida privada de miles.

Y en esas críticas nadie se limita si el caso incluye a una mujer, pues ya sabemos que en la política mexicana la discriminación política y la misoginia son una constante en todos los partidos, y ha habido los que han señalado que la jefa de gobierno de la Ciudad de México es nueva en la militancia de izquierda cuando ya tiene bastante haber, y del segundo que es protegido de Andrés Manuel López Obrador quien, de gobernador cuestionado por el pueblo de Tabasco, lo elevó sin merecerlo a secretario de gobernación.

No digo que ellos los mencionados sean una pera en dulce, no; el punto es la calidad de contenidos, la más de las veces sino falsos, imprecisos.

Pero brinca que apliquen guerra sucia contaminando más este proceso de sucesión que ni siquiera a empezado oficialmente, pero ya todos tenemos claro los quienes, al menos en el partido en el poder, y eso no puede pasar sin efecto político en la militancia y en los ciudadanos mismos -obvio la oposición-, que se integra a los apoyos de protección y desde luego de critica al adversario.

Y eso que no se han escuchado nombres adelantados para munícipes -incluyendo regidurías-, diputados locales y legisladores federales, que se renuevan en 2024, y qué son otro haber y qué contar, pues son del interés directo de la gente en los municipios y distritos, cada vez más exigentes en que sean en verdad dignos representantes, y no derivados de una lista de protegidos y recomendados como ahora son en la mayoría de los congresos en este país.

Por eso son tan cínicos e indiferentes a los sentimientos y necesidades del pueblo.

Porque para nadie es cosa conocida de que, un legislador con sus sueldo, sus intereses, mercedes y privilegios, no vive como el pueblo, y no padece cual el pueblo, y se distancia del pueblo y en eso, nada justifican esas fotos demagogas que no pocos legisladores suben a las redes para que los vean como “parte de su gente”.

Demagogos.  

Mínimo deberían responder a los votos de la militancia y luego de los ciudadanos, pero todos sin excepción son lacayos de sus dirigentes.

¿O no?

Corresponde a los ciudadanos hacer valer ese voto, no sólo ejerciendo el sufragio, sino exigiendo a sus representantes populares que correspondan al compromiso político asumido.

¿Cuántos hicieron un llamado a los diputados federales o locales por Tuxtla, en este periodo -por ejemplo- para que externaran sus posturas respecto a los problemas sociales o urbanos de los distritos que representan?

¿Dónde anda el diputado representante del distrito de Culiacán, Sinaloa, que no le reclama su inoperancia o ineptitud, ante los abusos tremendos del Cartel de los Guzmán?

Porque cuándo no eres parte de la solución, eres parte del problema.

Así dicen la máxima.

Y más ahora que se permite la reelección en las diputaciones federales, y que no son pocos los legisladores en funciones que tienen esa intención, porque otra vez de nuevo -y me refiero a que ahora gobierna Morena y pasa lo mismo-, como otrora, pese a que tenemos claro que no están haciendo un trabajo de legislación social -su silencio ante las deficiencias de la 4T es indignante- por los distritos que representan, todos dicen que “están con el pueblo”, cuando como cuando los grandes momentos del presidencialismo priista, están antes con AMLO.

Ya veremos en breve la basura política que tenemos en el cómo se descalifiquen los contendientes, pues realmente estamos a un año de que más o menos estén definidas las posiciones en enero de 2024, por lo que todo este 2023 va a ser un basurero de confrontación en la red de redes, y eso que aún no aparecen en el escenario los de ¡Va por México! y el Movimiento Ciudadano.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rezagos acumulados

Tubo de Ensayo, por René Delios · Escribiendo claro: no solo es que el gobierno federal le suelte el varo a Chiapas, sino que éste

El Cotorreo Editorial

CHIAPAS · ES DE APLAUDIR la labor que Helmer Ferras Coutiño, Director General del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de Chiapas (ICTI), ha hecho durante su gestión. MÁS

Dinamarca, ¡te odio!  

Epistolario, por Armando Rojas Arévalo · TOCAYO: Desde que inició su depredación, perdón su gestión, nuestro bien amado mesías prometió que el sistema de salud