COBRAN directores de Diconsa ‘moche’ del 3%

Cd. de México (13 diciembre 2022).- Durante la gestión de Ignacio Ovalle como director general de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), proveedores de Diconsa pagaron el equivalente al 3% de cada contrato a una empresa «fantasma».

Se estima que los funcionarios habrían cobrado hasta 180 millones de pesos de «moches» entre 2019 y 2020, según documentó una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Diconsa forma parte de la estructura de Segalmex y su «Manual de Políticas y Procedimientos para la Adquisición de Bienes para Comercializar» establece que la dependencia debe cobrar a los proveedores hasta el 3% de la compra facturada, y que ese dinero se destinará para el mejoramiento de tiendas rurales o adquisición de vehículos para la flotilla de la dependencia.

Sin embargo, MCCI identificó que la aportación de los proveedores no se pagaba en cuentas bancarias de Diconsa, sino en cuentas de la empresa Film & Marketing 18k SA de CV, la cual fue constituida usando la identidad robada de al menos una de sus accionistas.

Alma Karina Cruz Íñiguez, lleva 15 años viviendo en la misma colonia en Tlaquepaque, Jalisco, y se dedica a las labores del hogar, pero aparece en la acta constitutiva de la empresa como accionista y administradora única.

Oficios internos y copias de depósitos bancarios, revelan que proveedores de Diconsa realizaron transferencias millonarias a las cuentas de dicha empresa a solicitud de la Dirección de Administración y Finanzas, entonces encabezada por René Gavira Segreste, actualmente vinculado a un doble proceso penal por la corrupción en Segalmex.

Los cobros del 3% se hicieron sobre las compras consolidadas durante los años 2019 y 2020. De acuerdo con la normatividad, Diconsa debía descontar las aportaciones al momento del pago de la factura y posteriormente usar ese dinero para mejoras en la institución.

El presupuesto anual de las compras consolidadas de Diconsa ronda los 3 mil millones de pesos, por lo que entre 2019 y 2020 la comisión del 3% fue equivalente a 180 millones de pesos, monto que habría terminado en las cuentas de Film & Marketing.

En la revisión de la cuenta pública de 2019, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no pudo comprobar que los proveedores hayan realizado las aportaciones a las cuentas de Diconsa y, pese a ello, el órgano fiscalizador no hizo una investigación para esclarecer cuál había sido el destino final del dinero.

Los depósitos comenzaron en 2019 con la llegada de Ignacio Ovalle a la dirección General de Segalmex y se detuvieron en agosto de 2020, después de que Gavira Segreste dejara la dirección de Administración y Finanzas de la dependencia.

Incluso, la Oficialía Mayor de Hacienda, según una copia de un informe sobre las irregularidades en Segalmex, confirmó que los moches a los proveedores de Diconsa se depositaron en las cuentas de Film & Marketing 18k.

En marzo, REFORMA publicó que, tras la salida de Gavira Segreste de Segalmex en junio de 2020, su hijo adquirió un departamento en San Antonio, Texas, cuya propietaria era la hermana de un proveedor que ganó contratos multimillonarios con Liconsa. Además, Gavira y su familia constituyeron las empresas Gavmaem Inc. y Maregafe Holdings Inc. en el mismo estado, según MCCI.

El responsable: Ovalle

Las aportaciones de hasta el 3 por ciento de los proveedores están consideradas en el «Manual de Políticas y Procedimientos para la Adquisición de Bienes para Comercializar de Diconsa». Según la normatividad, el destino de ese dinero se debía decidir en las sesiones de la Comisión Interna de Administración y Programación (CIDAP).

Como director general de Diconsa, la CIDAP quedaba bajo el mando de Ignacio Ovalle, quien también fungía como presidente de la Comisión.

Ovalle era el responsable de presidir las sesiones de la CIDAP, aprobar el orden del día de las mismas y proponer en qué se usaría las aportaciones de hasta el 3 por ciento.

MCCI solicitó vía transparencia las actas ordinarias y extraordinarias de la CIDAP para verificar la forma en la que se aprobó el uso y destino de las aportaciones que terminaron en las cuentas de Film & Marketing 18k.

Sin embargo, Diconsa respondió que la CIDAP no sesionó ni una sola vez durante la gestión de Ovalle como director general de Diconsa.

Roban identidad a mujer en pobreza

Film & Marketing 18k SA de CV, la empresa a la que se transfirieron millones de pesos de aportaciones de proveedores de Diconsa, fue constituida con la identidad robada a una mujer que reside en una zona marginada de la zona metropolitana de Guadalajara.

Alma Karina Cruz Íñiguez aparece en el acta constitutiva de la empresa como accionista y administradora única.

MCCI acudió a su domicilio en Bosques de los Encinos #106 y ella misma se deslindó de la empresa.

-Estamos buscando a una empresa que dio su domicilio aquí-, dijo el reportero.

-Ah, sí, ya habían venido de Fiscalía para verificar, respondió Alma Karina.

Su casa, que tiene techo de lámina, es una de las direcciones que Film & Marketing 18k dio como domicilio particular en un contrato que recibió del DIF de Baja California Sur en 2019.

Alma Karina, quien lleva 15 años viviendo en la misma colonia y se dedica a las labores del hogar, desconoce cómo fue que le robaron su identidad para constituir la empresa fantasma.

«Hace tres meses vinieron de la Fiscalía de Jalisco para enterarme de un fraude millonario, del cual me preguntaron si tenía conocimiento y quedaron de venir para traerme un citatorio para ir a declarar», relató.

«Yo tengo problemas de riñón. De hecho, todos me conocen aquí porque yo vendía en el tianguis ropa usada, pero como ya me enfermé y no puedo estar mucho en el sol, ya no vendo».

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *