ANTICIPAN desaceleración de PIB en 2023

Ernesto Sarabia

Cd. de México (26 diciembre 2022).- En un escenario en el que Estados Unidos cae en una leve recesión a finales del 2023, el Producto Interno Bruto (PIB) de México reportaría una desaceleración en su crecimiento de 3.1 por ciento en 2022 a alrededor de 1.7 por ciento, estimó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base.

Explicó que EU en medio de la recesión a fines del año siguiente estaría mostrando un crecimiento entre 0.9 y 1.5 por ciento, después de haber crecido alrededor de 2 por ciento este año.

Con esto, pronosticó una moderación en la entrada de remesas familiares al País, al aumentar entre 6 y 8 por ciento en 2023, mientras que para las exportaciones se estima un incremento entre 7 y 9 por ciento.

A nivel internacional el costo logístico está disminuyendo y las cadenas de suministro se van arreglando, esto disminuye las presiones inflacionarias, pero le resta oportunidad relativa a México por nearshoring.

En materia de inflación, Siller anticipó que el 2023 cerrará cerca a 5 por ciento.

Para la política monetaria se estima que el Banco de México le seguirá el paso a la Reserva Federal (Fed) sólo hasta una tasa de 11.5 por ciento en México (5.5 por ciento en EU).

Pero existe una alta posibilidad de un recorte de 25 puntos base a finales del 2023 en el País, desacoplándose de la política monetaria de la Fed que se espera que en 2024 empiece a recortar la tasa de interés.

Así, previó, la tasa en México podría alcanzar en 2023 un máximo de 11.5 por ciento y cerrar el año en 11.25 por ciento si no existen nuevas presiones sobre precios.

Para el tipo de cambio, en tanto, se estima que subirá de 20 pesos por dólar por la menor oferta de dólares, dada la desaceleración en exportaciones, remesas, inversión extranjera directa, así como el posible desacoplamiento de la política monetaria del Banxico con la Fed.

La directiva cree que el tipo de cambio podría estabilizarse alrededor de 20.20 pesos por dólar y subir a un máximo de 20.50 pesos.

Encima de 20.50 pesos por dólar implicaría un escenario de mayor riesgo económico o político para México, alertó.

Otro punto relevante será la percepción, tanto local como internacional, sobre las elecciones federales a llevarse a cabo en 2024.

Advirtió que si se deteriora el ambiente político, podrían darse salidas de capitales, subidas en el tipo de cambio y nuevas presiones inflacionarias, lo que obligaría a Banxico a seguir subiendo la tasa de interés.

La mayor cautela también provocaría una caída de la inversión fija bruta y un pobre crecimiento del consumo, desacelerando aún más a la economía mexicana. Este escenario también podría darse en el caso de nuevas reformas que generen incertidumbre, particularmente relacionadas con el INE y/o el Banco de México.

Se espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público siga apoyando financieramente a Pemex, lo cual junto con un gasto público ejercido de manera ineficiente seguirá subiendo el riesgo de crisis de finanzas públicas para la siguiente administración, concluyó Siller.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *