LUNES 11 DE DICIEMBRE, 2017
Crónicas desde la Cuarentena
ROBERTO MANCILLA
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Martes 10 de Febrero 2015, 0:54 hrs
Héctor
Estrada
Luis
Rincón
Kyra
Núñez
Rommel
Rosas
Gonzalo
J. Suárez
David
Antonio Martinez Guillen

Crónicas desde la Cuarentena | ROBERTO MANCILLA
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 10 de Febrero de 2015

Crónicas desde la cuarentena

Desde hace mucho tiempo comprendí que gran parte de los pretensos “ciudadanos” (del grupo con los que convivo, por lo menos) han obviado, olvidado, desechado o jamás aprendido, la sana costumbre de la autocrítica.


¡Ojo! No vaya usted a preguntarse a sí mismo o al de al lado si esta aseveración que hago, es real porque la posibilidad de que le contesten (se conteste) que miento,es muy alta. Le informo que no es así.


Para muestra basta salir a la calle (quien se arriesgue), ir al trabajo (quien tenga), a la escuela (quien estudie) o reunirse con otros en una de las innumerables celebraciones que existen o nos inventamos para tal efecto, y escuchar y observar.


Después de haber realizado dicho ejercicio más de una vez, me di cuenta de que podría contar con los 20 dedos que poseo (y hasta me sobraría alguno) las expresiones de autocrítica (incluyendo las propias) que he escuchado durante los últimos 10 años. En este tiempo, ha sido tarea harto difícil identificar un “la regué” (o sus variaciones escatológicas) y, por supuesto, es una misión casi imposible recordar un “la estoy regando” ante cualquier cosa que hubiera tenido que ver con el desempeño personal y social de los sujetos objeto de este análisis (insisto, en el que me incluyo).


Así, me ha tocado escuchar y expresar, una vez tras otra, las conocidas culpas atribuidas a todos menos a nosotros mismos. ¿Los baches, las inundaciones, la inseguridad?, debe de ser culpa del gobierno. ¿Los accidentes viales, la violencia intrafamiliar, la crisis, los fenómenos naturales?, seguro son culpa de alguien más (probablemente del gobierno también).


La lista podría volverse inmensa y, seguramente, en contadas ocasiones y en cosas de poco impacto, encontraríamos que alguien dice sin problemas: “la culpa es mía”.


Por supuesto, aclaro, que no todas las culpas son nuestras. Hay una delegación de responsabilidades que se antoja pertinente antes de cualquier ejercicio de autocrítica, para superar a Guille (el de Mafalda) en eso de “repartir las culpas”.


Pero… ¿para qué hacernos?, la verdad es que nos resulta más fácil culpar al otro, al gobernante, al que nos “cae mal”, al que “nos la debe”. Esa facilidad nos permite soportar (o hacer como que soportamos) nuestros propios rasgos insoportables. 


Por mi parte, espero aprender pronto a autocriticarme bien. Empezaré diciéndome “¡Pinche Roberto! ¡Apenas empezaste a escribir y ya les tiraste el choro ma(d)reador a tus tres lectores!”


Salud y saludos.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Presidente del Consejo
de Administración:
Gonzalo Núñez de León.
Director General: Rodrigo Yescas Núñez.

Presidente del
Consejo Editorial:
Harvey Gutiérrez Álvarez.
Director Comercial: Eliseo Maheda López.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA