MARTES 12 DE DICIEMBRE, 2017
Ecce Hommo
ROMMEL ROSAS
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Miércoles 14 de Junio 2017, 0:31 hrs
Héctor
Estrada
Luis
Rincón
Kyra
Núñez
Rommel
Rosas
Gonzalo
J. Suárez
David
Antonio Martinez Guillen

Ecce Hommo | ROMMEL ROSAS
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 14 de Junio de 2017

LA DEMOCRACIA DEBILITADA

Pensamos que en el año 2000, con la alternancia en el Gobierno de la República viviríamos una nueva etapa, en donde el sistema democrático se vería fortalecido al igual que las instituciones nacionales. Muchos fueron los vítores de analistas políticos, columnistas, especialistas, académicos y sociedad en general, quienes vieron la oportunidad de consolidar un modelo de gobierno acorde al siglo XXI, incluso se llegó a decir que 2 de julio, se celebraría el Día de la Democracia en México.


Desafortunadamente las cosas no fueron por ese camino, debilitado el sistema político hasta en ese momento gobernante, comenzaron a surgir nuevas entidades que buscaron llenar los vacíos de poder que dejara el gobierno totalizador existente hasta ese momento. La falta de autoridad del gobierno de la alternancia, dio nuevos espacios para que los gobernadores de las entidades federativas fueran obteniendo más poder y convirtiéndose al final de la jornada en una especie de virreyes locales, capaces ya de contraponerse a las decisiones del Presidente. Las facultades metaconstitucionales del Presidente, tan magistralmente definadas por Jorge Carpizo, fueron mermando, entre ellas la remoción de gobernador. Comenzó la era de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) como un contrapeso al poder de la Federación.


Vimos nacer con gusto un nuevo sistema de equilibrios en el país, alejado de los clásicos sectores bajo los cuales se dividía el PRI, con una sociedad civil mucho más activa, fortalecida por la llegada de actores internacionales quienes también ejercían y ejercen presión para lograr cambios favorables no sólo en la legislación nacional o local, sino también en una incidencia en las políticas públicas, dirigidas sobre todo a los sectores más desprotegidos.


No obstante, pareciera que la forma de gobernar poco cambio. Las instituciones garantes de la democracia en lugar de fortalecerse han sido objeto de continuas embestidas en su contra, sobre todo cuando los resultados no son favorables hacia algunos actores. El ejemplo más claro de ello, es el Instituto Nacional Electoral, objeto de continuas reformas, desde el año 2007, sobre todo cuando se vio que el Partido Revolucionario Institucional había vuelto a adquirir fuerza en los gobiernos locales y ello, le bastaba para mantener un dominio sobre las elecciones locales. Desafortunadamente, esto no sólo se volvió una práctica de los gobiernos priístas, perredistas, panistas y ahora verdeecologistas han caído en las mismas prácticas, vulnerando así a las instituciones.


Lo mismo pasó con el tema de la transparencia y el acceso a la información. Entendida esta como una herramienta poderosa en el fortalecimiento de la democracia, que podría traer consigo cierta inhibición de los actos de corrupción de los servidores públicos; resulto que después de un éxito breve, y de la transformación del IFAI en INAI ha caído en desprestigio después de las pugnas internas entre sus integrantes, además de fallos por demás cuestionables, que lejos de acercar al pueblo a este derecho, pareciera que lo alejan más.


Así, esa democracia que parecía por fin llegaría a nuestra nación se vió fuertemente cuestionada y la sociedad comenzó a tener una suerte de desencuentro con la misma. La decepción se acrecentó, cuando en la alternancia en los gobiernos locales, se veían manchadas por actos de corrupción, mismos que daban más la nota que los hechos en pro de su comunidad. Alejados de la fortaleza con la cual llegaron al poder, los nuevos gobernantes han actuado más en beneficio propio y de sus amigos que los de una sociedad que exige resultados, busca nuevos métodos y se aleja cada día más de la concepción de izquierdas y derechas, protestando los actos a través de las redes sociales y pocas veces en las urnas.


La democracia se ha visto entonces debilitada. La socieda sustento de la misma, se ha visto al margen de sus reformas, a pesar de la llegada de las candidaturas ciudadanas, sus victorias aún están lejanas dado el precario presupuesto y la atadura de manos con la que cuentan a la hora de hacer campaña. A la par, el porcentaje de votos nulos crece en cada elección (por sí mismos podrían obtener el registro como partido político), desafortunadamente, el diseño de nuestro sistema desdeña a estos votantes, y los políticos no se dan cuenta de la necesidad de buscar una verdadera razón del porqué se da este fenómeno.


Este fenómeno que pareciera único en nuestro país, lo podemos encontrar en casi todo el mundo. De ahí la llegada de nuevos regímenes de corte dictatorial o la facilidad con la cual los gobernantes antes de la mitad de su mandato tienen sus índices de popularidad por los suelos. La política se ha alejado de lo primordial y se ha centrado en lo trivial, las oligarquías se han fortalecido y las democracias van en franca picada, es esta especie de Odio a la Democracia, que explica el filósofo francés Jaques Ranciere, en donde el ogro de todos los males que padece la sociedad actual se ha dado a raíz del triunfo del capitalismo, del ideal de libertad y con ello la democracia en el mundo.


Fortalecer de nuevo la creencia de que la Democracia puede ser el mejor sistema de gobierno para la sociedad moderna, es una tarea en donde debe participar la sociedad en su conjunto, lograr su inclusión en la toma de decisiones e incorporar su pensar al ideario de los partidos políticos y de las autoridades resulta una prioiridad, de lo contrario, seguiremos observando como lentamente, la democracia se debilita y el autoritarismo resurge de entre las cenizas en donde pensamos que lo habíamos dejado.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Presidente del Consejo
de Administración:
Gonzalo Núñez de León.
Director General: Rodrigo Yescas Núñez.

Presidente del
Consejo Editorial:
Harvey Gutiérrez Álvarez.
Director Comercial: Eliseo Maheda López.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA